Actualizado hace: 9 horas 21 minutos
Santo Domingo
Don “Pimpo” salió de la cárcel

"Fueron dos días de angustia, desesperación y mucho frío. Dormí en el piso sin cobija y nunca recibí las comodidades de un adulto mayor”.

Sábado 21 Julio 2018 | 11:00

 Son las palabras de Ángel Ponce, don “Pimpo”, un popular curandero, detenido el pasado miércoles a las 11h00 por poseer 108 serpientes en su consultorio naturista.

A su vivienda, donde también atiende a sus pacientes, ubicada en el kilómetro 19 de la vía a San Jacinto del Búa, llegaron policías de Criminalística, miembros de la Unidad de Protección del Medio Ambiente (UPMA), Fiscalía y técnicos del Ministerio del Ambiente (MAE) e hicieron un allanamiento.
Encontraron unas 108 serpientes. Algunas estaban amarradas por el cuello, sobre el patio y las ventanas de su casa. 
Inmediatamente don “Pimpo” fue llevado hasta el Centro de Detención Provisional (CDP) de Santo Domingo para investigaciones.
 
Más de 40 años en el oficio. Ayer cerca de las 11h00, Ángel Ponce llegó hasta su casa. Estaba vestido con la misma ropa con la que fue retenido el miércoles.
Él es oriundo del cantón Rocafuerte (Manabí) y tiene 68 años de edad.
Asegura que aprendió el oficio de curandero hace 40 años. “A mí me mordió una culebra pero la misma me sirvió como medicina porque le hice algunos preparados. Desde entonces comencé a ayudar a quienes eran víctimas de picaduras de estos animales”, señala.
Don “Pimpo” comenta que ser curandero es su único oficio. 
“Con las culebras preparo diferentes bebidas y medicinas para muchas enfermedades. Aquí viene gente de muchas partes y saben que soy una personas honesta, leal y hago mi trabajo con responsabilidad”, dice.
Asegura que seguirá con su oficio porque es lo único que sabe hacer, pero esta vez será más precavido.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala