Actualizado hace: 4 horas 36 minutos
Los Ríos
Van 25 suicidios en la provincia

Tres personas se suicidaron en cuatro días en Los Ríos.

Viernes 20 Julio 2018 | 11:00

Stalin Arias, de 23 años, se envenenó la tarde del domingo en Palenque. 

La mañana del miércoles Ana Rosado, de 62 años, fue hallada ahorcada en el recinto Peñafiel de Abajo, de Mocache. 
El último en quitarse la vida fue Kevin Z., de 13 años. Lo hizo el mismo día que Ana, pero en la tarde. El estudiante de noveno año de educación básica se ahorcó dentro de su vivienda en el recinto El Delirio, de Vinces.  
Kevin se levantó a las 05h30 como de costumbre. Se aseó, se vistió, desayunó  y se despidió de su madre y su hermano mayor antes de salir al colegio. 
Elsa Mindiola nunca detectó algo raro en la conducta de su “conchito”, como le decía con cariño a su niño. “Él se fue de la casa, alegre, como siempre”, contó. 
Al mediodía, en la unidad educativa donde estudiaba, había una reunión de padres de familia para tratar el lanzamiento de un proyecto escolar en el plantel. 
Cuando Elsa llegó al colegio encontró a Kevin. Era la hora de salida. Saludaron. Él no demostró ninguna peculiaridad en su comportamiento. Hasta el último contacto que tuvo con su hijo, éste fue el de siempre. El adolescente nunca evidenció nostalgia ni algún sentimiento depresivo, señaló Elsa.
“Ahora tengo que irme a ‘pata’”, le dijo Kevin a su mamá cuando se dio cuenta de que el carro de su tío, que lo llevaba siempre de regreso, se había ido sin él. “Si quieres quédate y nos vamos juntos”, le respondió ella; sin embargo, él decidió avanzar a su casa en la camioneta de un vecino. 
Fue su último viaje, como todos los días, bajo el sol y eludiendo el polvo que se alza por los cuatro kilómetros del rudimentario camino desde el colegio hasta su vivienda. 
Hallazgo. “Él estaba tranquilo cuando le serví la comida. Incluso, antes de irme a la casa de mi exsuegra, que vive cerca, le dije que le diera de comer a los patos. Hizo el mandado apenas terminó de almorzar”, contó Alba Moreira, amiga de Elsa y quien vive con ellos hace cuatro años.
Alba salió del domicilio a las 13h00 y retornó una hora después. Abrió la puerta y cuando sus ojos se clavaron en la sala, sintió que la sangre se le heló.  Kevin estaba muerto.  
El celular de Elsa, súbitamente, comenzó a sonar en plena reunión con los profesores de la unidad educativa, ignoró las primeras dos llamadas. A la tercera respondió. 
Al borde del desmayo, le era imposible creer lo escuchaba:  “¡Amiga, Kevin está muerto… Kevin está muerto… se ahorcó!” , le decía Alba.
El misterioso suicidio de Kevin Z., de apenas 13 años, ha conmocionado a los moradores del recinto El Delirio. Él se llevó a la tumba las razones que lo llevaron a tomar la fatal decisión.
“Hay muchos rumores, pero no son ciertos. Dicen que en el colegio los profesores lo castigaban, que yo le pegaba, que estaba deprimido porque tenía malas notas. Él siempre me contaba sus cosas y nunca me dijo nada. ¿No sé por qué lo hizo?”, dijo desconsolada la madre de familia.
Cifras. Según el psicólogo Luis Párraga, la depresión es el motivo principal de los suicidios.  “Es la expresión más extrema de la depresión”, señaló el profesional.
En Los Ríos, de enero a julio se han registrado 25 suicidios. Quince personas decidieron ahorcarse, mientras que nueve se envenenaron, y una se lanzó del tercer piso de una vivienda. Siete de las 25  víctimas fueron mujeres.
Según los registros de diario El Río, Quevedo es el cantón donde más suicidios se reportaron, le sigue Vinces con cuatro casos, Babahoyo y Buena Fe con tres cada uno y Mocache con dos suicidios. 
El año pasado, desde enero hasta el 19 de octubre se registraron 32 suicidios en los 13 cantones de Los Ríos, el  ahorcamiento fue el método más utilizado. 
Buena Fe y Valencia fueron los cantones donde más suicidas se reportaron con once casos, a diferencia del 2016, donde Quevedo lideró la lista con 17 fallecidos durante el mismo periodo, esto según datos de la Policía Nacional.
Dolor intenso.  Para  Luis Párraga, las personas se quitan la vida de manera impulsiva fruto de una crisis que no saben manejar;  es decir, por la muerte de un ser querido, el fin de una relación, la pérdida de trabajo, las deudas u otras situaciones. 
El profesional aclaró que “una persona con depresión vive en un dolor constante; sin embargo, no todas las personas con depresión intentan suicidarse”, sostuvo, precisando que los adolescentes con problemas de salud mental, como ansiedad, depresión, trastorno bipolar o insomnio, corren riesgos más altos de pensar en el suicidio. También los jóvenes que pasan por cambios fuertes en la vida como el divorcio de sus padres, mudanzas o cambios financieros, además que quienes son víctimas de intimidación en el colegio o por algún familiar, todos ellos corren mayores riesgos de pensar en quitarse la vida.
“Los padres deben estar alerta, brindarle la atención necesaria a sus hijos, demostrarle confianza, no como padres sino como amigos, muchos de los suicidas contemplan la idea de la muerte o incluso la planifica. Creen que es la solución a sus ploblemas, piensan que lo mejor que pueden hacer es suicidarse”, refirió el psicólogo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala