Actualizado hace: 19140 días 2 horas 16 minutos
Relaciones
La autoestima es clave de felicidad

Es común escuchar hablar de bullying entre niños y adolescentes, pero de la raíz del problema poco se ha tratado.

Martes 29 Mayo 2018 | 04:00

 La psicóloga Kerly Santos señala que la autoestima es la valoración que tiene un individuo sobre sí mismo, y es una de las bases fundamentales en el desarrollo del ser humano.

Por esta razón recomienda trabajar en el fortalecimiento de la autoestima, no solo como un concepto sino como un estilo de vida.
“Pero hablar de autoestima puede resultar confuso si distorsionamos la forma en la que la inculcamos a nuestros hijos”, comenta la profesional.
Ella, sin embargo, aclara que la formación de una persona no se limita al entorno familiar. En esto también interviene el contexto social en el que se desenvuelve, es decir, la escuela, los amigos, los primos, entre otros. 
 
Distorsión. Generalmente se busca combatir las tendencias de acoso de ciertos niños, pero en algunos casos nos negamos a entender la razón de este comportamiento agresivo hacia otros.
“Esto se debe a una distorsión de la autoestima. Es decir, que el niño está entiendiendo que para ser feliz debe estar sobre los demás y tiene el derecho de abusar de ellos”, explica Santos.
Algo similar ocurre en el caso del acosado. En este sentido se habla de baja autoestima y se manifiesta con una actitud tímida y sumisa, según lo mencionado por la profesional.
Pero para evitar que nuestros hijos se conviertan en acosadores o víctimas de acoso es necesario estar atentos a las señales que nos dan. “Si un niño muestra autoritarismo al jugar con los demás podemos estar frente a un acosador en potencia. En cambio, si es retraído y deja que los demás decidan por él, puede tratarse de un niño con baja autoestima y que podría convertirse en víctima”, comenta Santos. 
Ella además recuerda que “la autoestima es la mirada positiva o negativa que yo tenga de mí y depende de muchos factores, entre ellos de seguridad. En los niños dependerá mucho de la mirada que tenga papá y mamá”. 
 
Atención. Santos menciona que un error frecuente es que cuando el niño muestra ser abusado por otros, le decimos: ‘defiéndete tú’, ‘hazle lo mismo’, entre otras frases de este tipo.
“Debemos recordar que la labor de padres no termina en la casa. Como papá se debe estar pendiente de todo, de la clase, los primitos y dónde él se desenvuelva”, explica.
Otro factor que induce a que fallemos en la formación de la autoestima es el uso de frases hirientes, poniendo en duda la capacidad intelectual del menor cuando comete un error.
“Ser papá es difícil. Pero se debe tratar de crear el equilibrio entre firmeza y flexibilidad”, menciona la profesional.
Este tipo de problemas se puede tratar en casa, rediseñando la forma en la que educamos a los niños, pero además siendo más atentos con su entorno y comportamientos, sin embargo en casos extremos es necesario buscar ayuda de un profesional. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias