Actualizado hace: 3 horas 18 minutos
Aumenta costo de predios

En las zonas regeneradas aumentó el costo del suelo. En la parroquia Tarqui se mantiene.

Domingo 07 Enero 2018 | 11:00

Cada  dos años  el costo del suelo de Manta varía, pero este 2018 hay cambios considerables. 

Datos del Departamento de Avalúos y Catastro del municipio detallan que en el perfil costero de  Tarqui el costo del suelo se mantiene entre 150 a 250 dólares el metro cuadrado. 
El mismo valor del año pasado, debido a los daños que causó el terremoto del 2016 ya que todavía hay obras en construcción.  
Javier Cevallos, director de este departamento, señala que esta zona era una de las que más plusvalía ganaba cada año, pero resultó seriamente afectada por el terremoto y su costo no ha aumentado, se ha mantenido, pero tampoco ha disminuido porque la ley no lo permite.   
Mientras que en la denominada zona cero, donde al menos dos mil viviendas resultaron afectadas por el sismo, los valores varían entre 30 dólares en callejones y 60 dólares en zonas como la iglesia El Rosario. Los mismos valores del año pasado.  
La otra cara de la moneda son las zonas regeneradas y sitios donde han llegado obras municipales. 
En la calle 13, por ejemplo, el costo del metro cuadrado de suelo pasó de 300 a 420 dólares.  Lo mismo sucede en las avenidas Flavio Reyes (420 dólares) y Barbasquillo (650 dólares). 
En la ciudadela El Palmar, donde se construyó  la nueva terminal terrestre, el suelo pasó de 68 a 80 dólares, y en la zona de la vía a San Mateo, cerca de donde se ubica el coliseo, cuesta ahora 90 dólares, antes estaba valorado en 35 dólares. Sin embargo, el perfil costero de Manta sigue siendo el de mayor valor, 650 dólares cada metro cuadrado. 
 
Las obras. El año pasado se ejecutaron obras en cuatro sitios de Manta como parte del crédito de los 100 millones de dólares y se  las conoce como  las zonas regeneradas. Estas son: calle 13 (2.9 millones de dólares), Barbasquillo (7 millones 277 mil dólares), Flavio Reyes (5 millones de dólares) y la avenida 24 (4.8 millones de dólares). 
A estas se suman otras ejecutadas con inversión propia por parte del municipio, que sumaron ocho millones de dólares.
Sara Delgado, la entonces directora de Obras Públicas, manifestó que ese fue el presupuesto invertido el año pasado en obras, ya que hubo un recorte a inicios del 2017. Inicialmente estaban destinados 24 millones de dólares para obra pública. “Lo que se hizo  fue reprogramar las obras para ese año.  Llegamos a un acuerdo con dirigentes barriales para el restante de obras incluirlas este 2018”, expresó.  
Ahora para este año están previstas cuatro obras que influirán en el avalúo del costo del suelo de los lugares donde se las ejecutará. 
Con un presupuesto de 14 millones de dólares para obra pública en este 2018, el municipio pretende ejecutar cuatro grandes proyectos en la ciudad. 
El primero es el tercer tramo o culminación de la vía San Mateo a Santa Marianita.  También se ejecutará el alcantarillado de San Mateo, el mercado de la parroquia Eloy Alfaro y el museo Naval.  
Patricio Barcia, economista, señala que todas estas obras influirán en el costo del suelo, que  es determinado por muchos factores. 
Agregó que no existe una tabla, el precio se define según la oferta y la demanda. Si se trata de una zona residencial con servicios básicos y con vías rápidas de acceso, el metro cuadrado aumenta su valor.
Las cifras crecen, señala, si el lugar está cerca de una zona comercial, avenidas principales, zonas hotelera, entidades bancarias, restaurantes y centros comerciales. 
“En cambio, el costo del terreno es más bajo en un sector aislado y sin servicios básicos”, indicó. 
Marcos Arboleda, ingeniero civil, añadió que en Manta el costo del suelo depende también de la calidad del terreno, servicios básicos y accesos.  
La obra pública siempre hace que una zona gane plusvalía. 
“Hay lugares donde el suelo no cuesta mucho, pero construya una vía amplia o una obra grande y su valor aumenta, un ejemplo es la vía a Santa Marianita, esos terrenos ahora cuestan más, o la zona donde está el coliseo”, expresa. 
Arboleda explica que resulta más económico comprar un terreno y levantar una construcción. 
Comprarlo  a un promotor inmobiliario cuesta mucho más debido a que los urbanizan, construyen calles, instalan las tuberías, el cableado subterráneo y la electrificación, lo que requiere de grandes capitales y por ello el valor se incrementa.
 
Zona de expansión. Manta tiene  una zona de 10 kilómetros, que comprende el borde costero del área urbana, donde se desarrollan  proyectos inmobiliarios, actividades administrativas, turísticas, recreativas y de ocio. 
La zona comprende las parroquias San Mateo, Tarqui y Manta, según el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial.
Justamente estos terrenos ubicados al borde del mar son los de mayor avalúo, según el municipio. Cuestan desde 650 dólares el metro cuadrado.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala