Actualizado hace: 10 horas 3 minutos
Vinieron por la copa

Bruno Piñatares y Rodrigo Cabrera, refuerzos uruguayos de Delfín, llegaron al “cetáceo” seducidos por la Copa Libertadores.

Sábado 06 Enero 2018 | 11:00

 Cuando el técnico Guillermo “Topo” Sanguinetti llamó a sus compatriotas para reforzar al equipo, los atrapó al decirles que jugarían el torneo continental.

 
La tercera fue la vencida. “La llamada de Sanguinetti fue importante. Dijo que jugaría Libertadores. Para mí será importante jugarla y espero hacerlo de la mejor manera”, declaró Piñatares, mediocentro de 27 años. 
Él anteriormente estuvo a “un pelito” de disputar el  certamen. 
Cuando estuvo en Rentistas de Uruguay, en la temporada 2013, el equipo hizo una campaña histórica al ganarles a los equipos grandes del país. 
Y hasta se clasificó a la Libertadores. 
Pero a Piñatares se le había terminado el contrato y le salió una propuesta de Brasil que no pudo rechazar. Fichó por el Portuguesa. Aquella fue la primera chance, pero se le escapó. 
La segunda vez que casi juega la Libertadores fue después de su vuelta de Brasil, y se dio en el Cerro de Montevideo. 
El club peleó por el campeonato hasta las últimas fechas y se logró clasificar a la pre-Libertadores. Pero le pasó lo mismo que en la anterior ocasión: se le había terminado el contrato y no jugó el torneo. Ahí fichó por el Western Sydney de Australia.
“En las dos veces que me quedé sin Libertadores me salió algo mejor”, detalló.  Pero con la llamada de Sanguinetti, por fin jugará este antiguo torneo continental.
 
Su primera vez. Al defensa central Rodrigo Cabrera, de 28 años, le interesó Delfín al saber que tendría compatriotas en el equipo: Sanguinetti, Piñatares y el asistente técnico, Edgardo Adinolfi. También recibió la llamada del “Topo” y le coqueteó con que jugaría Libertadores. Otra vez funcionó. El jugador tampoco ha tenido la oportunidad de jugar la Copa Libertadores.
Cabrera se puso a buscar en Internet lo que había hecho Delfín. 
Encontró que ganó la primera etapa de la Serie A de Ecuador, que obtuvo su clasificación a la Libertadores, que jugó la final del campeonato contra Emelec y que la perdió. 
Además, le dijeron que la dirigencia “cetácea” es responsable, por lo que no dudó en darle el sí a Delfín.
Ambos futbolistas tienen un año de contrato con opción a compra.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala