Actualizado hace: 4 horas 40 minutos
“Tarifas de los servicios financieros deben bajar”

La gerente del Banco Central, Verónica Artola Jarrín, asegura que el Gobierno no ha previsto salir de la dolarización.

Domingo 31 Diciembre 2017 | 03:00

 En declaraciones a El Diario, la funcionaria se refirió a temas como el uso del dinero electrónico y las previsiones de crecimiento de la economía.

 
¿Se han definido las condiciones para que la banca privada maneje el dinero electrónico?
Ya está definido. Las cuentas de dinero electrónico van a ser abiertas y cerradas por las instituciones financieras, sean bancos privados, públicos o cooperativas. El Banco Central va a hacer el control, la supervisión, la liquidación y la compensación de todos los sistemas de pago, incluido el dinero electrónico.
 
¿Cuál sería el siguiente paso?
Estamos trabajando para que el proceso sea lo más transparente posible para los ciudadanos, en el sentido de que los recursos que tengan en la banca electrónica del Banco Central sean traspasados a la institución financiera de su confianza. Hoy en día los ciudadanos tienen tres opciones: gastar todo el dinero que tienen en su cuenta de dinero electrónico, hacer descargas a través de los cajeros automáticos que brindan esa opción, y esperar para que se los puedan devolver en las ventanillas de los bancos.
 
La mayoría de ecuatorianos prefiere el dinero físico. ¿Cómo motivarlos a que utilicen el dinero electrónico?
Estamos trabajando para que las tarifas sean más bajas en todos los servicios financieros; también, cuando se utiliza el dinero electrónico se mantiene el beneficio de la devolución de dos puntos del IVA. Entendemos que es un tema cultural, que muchos ecuatorianos queremos hacer nuestras transacciones en dinero físico. Pero son 2.000 millones de dólares que se demandan en billetes y monedas. Es un proceso cultural y estamos trabajando para que la gente vea que es más seguro y rápido hacer las transacciones con dinero electrónico, con transferencias, con tarjetas de débito.
 
La ley elimina la devolución del 1 % del IVA por el uso de tarjetas de crédito. ¿No se desincentiva el uso de estos medios?
No porque la idea es que las tarifas también sean más bajas. Y ahí sí apelamos a los incentivos que de parte del sector privado se puedan generar, por los bancos y cooperativas. El esfuerzo del fisco para devolver esos recursos es importante. En las conversaciones que hemos tenido con el sistema financiero se dijo que ellos vean otros tipos de incentivos; entendería que están trabajando para generar confianza y el uso masivo de estos medios de pago.
 
¿Cuál ha sido el papel del Banco Central en la reactivación económica tras el terremoto del año pasado que dejó fuertes pérdidas, sobre todo en Manabí?
Hemos aportado directamente a través de la inversión doméstica. Son recursos que se canalizan por medio de la banca pública y que salen de la reserva internacional. Particularmente, hemos aportado con esas inversiones para que sean canalizadas en áreas como reconstrucción, apoyo a créditos de vivienda de interés social. El Banco Central no tiene como clientes a ciudadanos pero sí podemos hacer política pública dando recursos para generar estos créditos a través de la banca pública.
 
¿Cuánto se ha aportado a través de este mecanismo?
Son más de 2.000 millones de dólares.
Las previsiones de crecimiento de la economía nacional para el 2018 cambiaron. ¿Cómo se percibe esto en los ciudadanos?
Al tener un crecimiento de la economía se generan más fuentes de empleo, hay más consumo en los hogares. Al haber más exportaciones se generan más recursos en la economía.
 
También se prevé un aumento del consumo doméstico. ¿Qué implica esto?
Es uno de los factores que hemos visto en estos últimos meses. Significa que los hogares tienen un poquito más de recurso y ya están consumiendo en la economía ecuatoriana. Las empresas que están produciendo empiezan a vender más, con esto a generar más producción, más empleo. El consumo de los hogares en la economía pesa alrededor del 60 por ciento; esto significa que si todos nosotros empezamos a consumir ayudamos a ir reactivando poco a poco la economía.
 
A raíz de la apreciación del dólar y la afectación que tuvo en la economía hubo voces que se pronunciaban por una moneda propia. ¿Cree conveniente que se mantenga la dolarización o, como dicen ciertos sectores, ya es hora de buscar una moneda nacional?
Considero que si bien la dolarización ha generado que no tengamos política comercial, los beneficios de tener un esquema como este son mucho más importantes. Tal vez haya que debatir un poquito hasta dónde tener; pero no es un plan de este gobierno salir de la dolarización, sino, por el contrario, ir generando todos los incentivos para un mayor fortalecimiento de nuestro sistema monetario.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala