Actualizado hace: 9 horas 1 minuto
Portoviejo
Un choque contra un tanquero lo marcó para siempre

Luis Párraga trata de llevar una vida normal pese a que no tiene su pierna izquierda, afectada en un accidente de tránsito.

Sábado 30 Diciembre 2017 | 15:00

El percance se dio en la intersección de la calle Uruguay y Av. 15 de Abril, conocido también como Las Tres Marías, de Portoviejo.

Fue el 17 de julio del 2013, en el instante que iba a su casa tras concluir su jornada laboral.
El hombre, de 23 años de edad, aseguró que no recuerda mucho de la tragedia. 
Solo dijo que aproximadamente a las 13h30 tomó su moto y cuando trató de cruzar la vía para ingresar a El Florón la motocicleta que conducía se impactó de frente contra un tanquero que trataba de ingresar a la 15 de Abril.
“De allí en más no recuerdo. A los ocho días, cuando recuperé la conciencia, me vi rodeado de mis familiares. Ellos luego me contaron que mientras deliraba decía que mi pierna se encontraba en reparación en el lugar donde me encontraba trabajando”, expresó.
 
> SOLO. Luis Fernando relató que si bien perdió su pierna, sigue siendo la misma persona de siempre y con las ganas de salir adelante. 
La ausencia de su pierna izquierda, cercenada tras el percance, se suple con la destreza de sus otras extremidades.
En su caso, añadió, no le gusta ser minimizado y por ese motivo prefiere brincar y andar solo. 
En ocasiones usa una prótesis, “pero como he subido de peso me queda apretada y me lastima. Además tengo algo en la parte amputada que me hinca y causa dolor”, precisó Párraga. 
A pesar de haber transcurrido cuatro años, Luis recuerda que junto a él iba un amigo a quien se encontró en el camino, y se dirigía a comprar yogur para su mamá. También resultó afectado, pero con lesiones de menor consideración.
 
>trabajador.  Luis Párraga aseveró que pese a su lesión física jamás perdió la motivación de seguir superándose y se ha mantenido laborando esporádicamente en diversas actividades, pero se desempeña mejor colocando adicionales a los vehículos, como luces, seguros de puertas y alarmas. 
“En los actuales momentos no tengo trabajo y me ofrecieron uno para el año nuevo. Estoy tranquilo porque se trata de gente seria que cumple sus ofertas”, indicó.
El dueño del tanquero, por su parte, se hizo presente con un aporte económico a favor de los heridos.
Según Párraga, no fue mucho, pero representó una aporte valioso en el momento en que se necesitaba. 
El joven habita en El Florón 5, calle Medardo Cevallos. “Volví a nacer luego del accidente y no desaprovecharé la oportunidad”, acotó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala