Actualizado hace: 4 horas 2 minutos
Santo Domingo
Madrugada de terror

La muerte volvió a rondar la vía Alóag-Santo Domingo.

Sábado 30 Diciembre 2017 | 11:00

 Un choque entre tres buses de transporte interprovincial (Aray, TransEsmeraldas y Macuchi), ocurrido ayer, aproximadamente a las 03h45, dejó dos personas fallecidas y 28 heridas. 

El accidente tuvo lugar en el kilómetro cinco de la mencionada carretera, cerca del peaje de Alóag, según los reportes de la Policía.  
El siniestro provocó que por casi cinco horas la vía permaneciera cerrada hasta que las unidades de socorro realizaran el rescate de las víctimas.
Todos los buses iban con pasajeros. 
Los muertos fueron identificados como Marco Fabián Larco Izurieta, de 54 años, quien viajaba en la TransEsmeraldas; y Carlos Gonzalo Defaz Toapanta, de 34, conductor de la Macuchi. 
Verónica Toapanta, oficial del Cuerpo de Bomberos, informó a diario El Comercio que “colaboraron en la extracción de los cadáveres y en la estabilización de los heridos”. 
Los afectados fueron trasladados a diferentes casas de salud de Machachi, Eugenio Espejo, entre otras. 
Según boletín de prensa del ECU911, al lugar de la emergencia se despachó personal y unidades del Ministerio de Salud Pública (MSP), Opevial, IESS, Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos de Quito y Machachi, y Gobierno Provincial de Pichincha. 
La Policía informó que al momento del choque el bus Macuchi cubría la ruta Quito-Quevedo, la Aray viajaba del Coca hacia Manta y la TransEsmeraldas iba con destino a Quito desde Esmeraldas. 
Según la institución del orden, el conductor de la TransEsmeraldas se dio a la fuga, mientras que el de la Aray, identificado como Marco D., consta entre los heridos y fue llevado hasta el centro de salud de Guamaní (Quito).    
Al lugar de los hechos llegó personal del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), unidad policial que se encargará de la investigación del triple choque y que también determinará las causas que provocaron la tragedia.   
El hijo de uno de los heridos habló con diario El Comercio, en Quito. 
El joven contó que su padre abordó la unidad de la cooperativa Macuchi para trasladarse a Quevedo. Cuarenta minutos después, el afectado se comunicó vía telefónica para alertar del accidente a sus familiares. “Fuimos al sitio y vimos a mi papá herido”, informó.
Los heridos presentaban lesiones hemorrágicas, fracturas de huesos y lesiones intracraneales. 
La Fiscalía General del Estado, a través de su cuenta de Twitter, expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y garantizó una indagación al respecto.  

“Quería un bus”. Carlos Defaz era oriundo de la provincia de Cotopaxi, mientras que Fabián Larco de Pichincha.
“Tranquila mami, yo soy muy cuidadoso para conducir”, fueron las últimas palabras que Defaz le dijo a Rosa, su madre, antes de salir a trabajar en el bus de la Macuchi. 
Ella le pidió que tenga cuidado. “Le dije a mijito que la carretera estaba muy resbalosa, que estaba lloviendo y se cuidara”. 
“Calaguala”, como le decían a Defaz sus amigos, anhelaba realizar un préstamo para poder adquirir un bus.
“Él era dueño del puesto, pero no tenía el bus, pensaba en este nuevo año realizar un préstamo para comprar el carro y trabajar por su propia cuenta”, señaló una hermana. 
Ayer sus parientes estaban en la casa de la madre del difunto, ubicada en el sector Recta de Vélez de La Maná (Cotopaxi). 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala