Actualizado hace: 9 minutos
El Carmen
Walter le saca brillo a la vida

Walter Dávila Ganchozo tiene 55 años y desde los 15 sabe lo que es limpiar zapatos en el parque de El Carmen.

Viernes 29 Diciembre 2017 | 04:00

 Este personaje, muy conocido por los habitantes de este cantón, recuerda que estudió hasta quinto grado de escuela y cuando era adolescente estuvo unas semanas aprendiendo mecánica de motos, pero no le gustó y optó por limpiar zapatos porque era un oficio que le atraía mucho, dijo.

Walter ahora no pasa desapercibido en el centro del cantón.
Siempre está de buen humor y gusta estar descalzo mientras trabaja.
 
En el parque. Para cumplir con su labor, todos los días ocupa una esquina entre la iglesia central y el parque de El Carmen. 
Una vieja silla que lo ha acompañado por varios años es colocada al lado de una columna, su cajón lo pone al frente y espera sus clientes.
Comentó que en ocasiones cuando no está en su puesto es porque anda lustrando zapatos a domicilio. “Por ejemplo, hay abogados u otros profesionales que me piden que pase por sus oficinas a betunarles el calzado, y yo voy”, dijo alegremente.
Es oriundo de Bahía de Caráquez y llegó a El Carmen cuando era un niño. 
Recuerda que cobró un sucre por los primeros zapatos que lustró y que a medida que transcurrían los años subía el precio.
También mencionó que el parque era diferente y que la clientela era más que en la actualidad.
Cuando se pasó del sucre al dólar, Walter indicó que cobraba 20 centavos, pero en la actualidad cada lustrada cuesta 50 centavos o un dólar.
Mencionó que la clave para el brillo de los zapatos está en la cepillada y en la pasada del trapo, aunque hay calzado como las botas que tienen su dificultad por lo altas que son.
Orgulloso de su oficio, Walter manifestó que los 25 pares de zapatos que por día limpia le permiten subsistir.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala