Actualizado hace: 11 horas 7 minutos
Tema del Día
Hasta 5 años de cárcel por vender explosivos

De tres a cinco años de prisión es la sanción para quienes vendan explosivos que sean calificados como ilegales por las Fuerzas Armadas.

Jueves 28 Diciembre 2017 | 11:00

El objetivo de esta disposición, que se encuentra en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), es que no se atente contra el bienestar de los niños y jóvenes, ya que, según las autoridades, son los más vulnerables. 

Así lo dio a conocer Kléber Guerrero, comisario de Policía en Portoviejo, quien aseguró que durante este mes se desarrolló una campaña de prevención en las escuelas del cantón denominada “Pirotecnia Responsable”, coordinada con el Ministerio del Interior, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos y municipio. 
Indicó que cerca de 88 instituciones educativas participaron en las capacitaciones, beneficiando a más de 17 mil estudiantes.
Muertes. Según el Ministerio de Salud, entre el 2014 y el 2016 se produjeron siete muertes por la explosión de fuegos artificiales.  
En el primero de esos años se registraron tres casos, mientras que en el 2015 hubo dos casos y el 2016, dos casos más.
De acuerdo a esa entidad, los peligros por la manipulación de pirotecnia son evidentes, ya que durante la época de fin de año el uso de estos artefactos es habitual entre la población, principalmente entre jóvenes y niños.
El comisario aseguró que por eso se ha desplegado un operativo de control en toda la provincia, que se extenderá hasta el 6 de enero.
Añadió que en lo que va del mes se han decomisado 18 kilos de explosivos en la parroquia Calderón de Portoviejo, mismos que estaban bajo un colchón, con el riesgo de que explotaran en cualquier momento.
También, ayer en Manta se decomisó una tonelada en cinco allanamientos. Según la Policía, con ese cargamento se podrían destruir hasta 30 casas. 
Emergencias. Fernando Rodríguez, médico emergenciólogo del hospital Verdi Cevallos, indicó que para esta época la demanda de pacientes se incrementa, pues en la mayoría de los casos las personas acuden por lesiones y quemaduras en la piel debido al mal uso de la pirotecnia.
Agregó que en el 2016 se atendieron 700 pacientes diarios por fin de año, entre los cuales se incluían personas afectadas por explosiones de pirotecnia. 
Williams Mera, jefe del Cuerpo de Bomberos en Portoviejo, señaló que el año anterior atendieron dos incendios ocasionados por la explosión de estos artefactos.
Recomendaciones. Según el Grupo de Intervención y Rescate (GIR), no es conveniente guardar juegos pirotécnicos en los bolsillos, pues los químicos pueden quemar la piel y explotar.
Entre sus recomendaciones está no recoger explosivos después de haber sido encendidos, pues aparentemente podrían estar apagados, pero en cualquier momento pueden explotar en las manos.  
Coraima Ostaiza, habitante de Portoviejo, comentó que por seguridad no compra pirotecnia, ya que esto representa un gran peligro para sus hijos. Aseguró que es consciente de los riesgos que se corren. 
María Luque, vendedora de pirotecnia en la Naviferia, aseguró que los de mayor demanda son las luces de bengala, estrellitas, fosforitos y metralletas.
De acuerdo al COIP, en su artículo 396 establece que “será sancionada con pena privativa de libertad de quince a treinta días, la persona que sin la debida autorización del organismo competente elabore el material pirotécnico”, se indicó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala