Actualizado hace: 3 horas 39 minutos
Santo Domingo
Hasta el próximo año

Desde hace unas semanas Jorge Daniel empezó a articular palabras formando frases.

Jueves 28 Diciembre 2017 | 11:00

 Su madre, Ana Vásquez, señala que el pequeño está más despierto y coordina mejor las ideas. 

El niño de ocho años conforma desde hace cuatro meses el grupo de 110 menores de edad con discapacidad física o intelectual que son parte del proyecto de equinoterapia que lleva adelante la prefectura.
Jorge Daniel tiene parálisis cerebral tras una caída, cuenta su progenitora.
Juntos llegaban todos los martes para que el pequeño ande a caballo durante 30 minutos.
 
Terapia. La equinoterapia consiste en un tratamiento en el que se recurren a actividades con caballos con el propósito de contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o necesidad especial.
“Los caballos estimulan y mejoran la calidad de vida de estos niños, algunos tenían problemas incluso para conciliar el sueño y hoy lo han superado”, dice Pedro Alcívar, gerente del área social de la Empresa Pública Provincial Santo Domingo Construye.
“El servicio es muy bueno, pero es necesario que se incremente el número de caballos”, añade Ana.
En eso coincide Ojilda Chichande, madre de Maité, una niña de seis años con discapacidad intelectual.
Ayer los menores y sus madres participaron en el cierre de temporada de la equinoterapia.
La meta de la prefectura para el 2018 es inaugurar un centro integral de equinoterapia para facilitar el tratamiento a 200 niños.
El centro se ubica en el kilómetro 2.5 de la vía Quinindé. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala