Actualizado hace: 26 minutos
Manta
Vivencias de William López

Fue empleado y luego dueño de radio Cenit de Manta. Ahora continúa el negocio con Gaviota.

Domingo 24 Diciembre 2017 | 04:00

William López (87) se inició con dos mil sucres en el negocio de la radio, hace 32 años. 
Con ese dinero adquirió Radio Cenit de Manta.
Recuerda que comprar  esa radio fue su oportunidad para desarrollar sus dotes de radiodifusor que ya venía cosechando en la misma emisora.
Compró Radio Cenit porque su dueño, Washington Delgado Cepeda, ya no estaba en capacidad de administrarla. 
“El negocio lo hice sin tener un solo sucre, pero sí con la suerte de tener dos amigos en la banca privada. Ellos me facilitaron el crédito”, confiesa.
 
>SUS INICIOS. López manifiesta que entró al mundo de la radio primero como conserje; luego, como cantante de música nacional, especialmente de pasillos. La oportunidad se la dio Randolfo Sierra, administrador de la emisora.
Sierra no solo que le permitió cantar  en la hora del pasillo, sino que lo preparó durante seis meses como locutor. Empezó con  la locución de avisos comerciales y musicales.   
 
>cambio. López cuenta que Radio Cenit se mantuvo hasta hace 20 años; luego la vendió a Guido Carranza. En ese tiempo las frecuencias se podían vender sin inconveniente alguno. “Ahora las cosas han cambiado, hay mucho control y eso es bueno, porque permite una sana competencia”, expresa.
Estuvo cinco años sin hacer radio, hasta que obtuvo una frecuencia FM tras cumplir un proceso  de requisitos. En esta ocasión la radio se llamó Láser FM, pero al cabo de un año le reemplazó el nombre por Gaviota, que se  mantiene hasta ahora.  
Su radio se maneja con cinco espacios o programas, desde deportivos hasta turísticos, y que se administran con mucha solvencia moral y  económica, dice. 
Agrega que su radio nunca  ha recibido pedidos de aclaración porque él o su hijo, Jhon López, están pendientes de que en los programas las denuncias estén contrastadas.   
 
>PUBLICIDAD. López cuenta que el negocio de la radio cada día es más limitado, porque hay mucha  competencia a la hora de contratar la publicidad. Él manifiesta que prefiere contratar directamente con las empresas publicitarias, para no tener malas experiencias de que el publicista haga doble factura y termine llevándose el dinero.
 
>recuerdos. López revela que guarda una reliquia de los tiempos de Radio Cenit: cinco mil discos  de 45 revoluciones con música “muy hermosa” que ya no suena en las radios. También tiene 80 LP (long play).
“Esta reliquia  fue reemplazada con la modernidad tecnológica. Ahora con solo tocar una tecla te aparece la música del artista preferido”, expresa. 
Él añora los tiempos de cargar en hombros los rollos de cables para las transmisiones de los desfiles y partidos de fútbol profesional. Había mucha camaradería y alegría de hacer este tipo de trabajo, recuerda, pero hoy la modernidad acabó con estas vivencias de la antigua radio. 
William López también destaca su aporte en la formación de radiodifusores nuevos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala