Actualizado hace: 1 hora 10 minutos
PERÚ.
Kuzcynski: “Está en juego la estabilidad democrática”

Al cierre de esta edición el Congreso peruano no había decidido la destitución del presidente Pedro Kuczynski.

Viernes 22 Diciembre 2017 | 04:00

El pedido de destitución requería del voto favorable de 87 de los 130 congresistas, la jefatura del Estado debería ser asumida por el primer vicepresidente o, si este declina, por la  segunda vicepresidenta Mercedes Aráoz.

Si los dos vicepresidente renuncian, el titular del Congreso, que en este momento es el fujimorista Luis Galarreta, tendría que asumir la presidencia y convocar de inmediato a nuevas elecciones generales, que se deben celebrar en el plazo máximo de un año.
El Parlamento comenzó el debate con la intervención de los legisladores de Fuerza Popular, el partido de la líder opositora Keiko Fujimori, que tiene la mayoría en el Congreso peruano.
Al cierre de esta edición, el debate calculado en seis horas de duración, no había concluido.
SU DEFENSA. Kuczynski, pidió ayer a los congresistas del país  que no apoyen la estrategia de un sector basada en “una mentira”, al reiterar que no ha mentido, ni cometido un acto de corrupción.
Durante su defensa ante el pedido de destitución, el jefe de Estado afirmó que “hay quienes pretenden convencerlos de una mentira que no existe”, pero que “la estrategia es obvia, no se quiere discutir porque la afirmación es débil, no está corroborada, contrastada, ni probada”, en referencia a los presuntos pagos recibidos de la empresa brasileña Odebrecht.
La permanencia de Kucyznski al frente de la jefatura del Estado fue seriamente cuestionada después de que la semana pasada se informara de que una empresa suya ofreció servicios de consultoría a la constructora Odebrecht entre 2004 y 2007.
“No está en juego mi permanencia en cargo, está en juego la estabilidad democrática, no apoyen una vacancia (destitución) sin sustento, porque el pueblo no olvida, ni perdona”, expresó el mandatario ante el pleno del Congreso.
“Quienes me acusan no aceptan que sus denuncias sean sometidas a corroboración, a un debido proceso, que son los pilares de la democracia”, en referencia a la mayoría opositora en el Parlamento formada por el partido fujimorista Fuerza Popular, de su exrival electoral Keiko Fujimori.
El mandatario presentó su defensa ante el pleno, “de pie y dando cara ante una acusación falsa”, de lo que calificó como un “deseo inconstitucional” de apartarlo “del poder por la fuerza de sus votos”.
“No soy corrupto, no he mentido, jamás he favorecido a ninguna empresa o persona durante mi gestión como ministro de Energía y Minas, de Economía o como primer ministro, tampoco lo he hecho desde que soy presidente”, aseguró.
COMPAÑÍA. El jefe de Estado explicó que es propietario de la empresa Westfield Capital, dedicada a la asesoría financiera, desde 1992 y que cuando fue ministro del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), la compañía fue gestionada por su exsocio Gerardo Sepúlveda.
Mencionó que fue Sepúlveda quien firmó y gestionó un contrato de asesoría financiera a Odebrecht para el proyecto de trasvase Olmos en 2004, junto con el Banco de Crédito del Perú.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala