Actualizado hace: 11 horas 20 minutos
Diseño
La fuerza del bambú

Para ciertos constructores, el material ideal de construcción se parecería al bambú.

Viernes 22 Diciembre 2017 | 04:00

 Este hecho llamó la atención durante la conferencia de Neil Thomas en el curso Bamboo U, el cual se realizó en el mes de noviembre del 2017 en Bali, Indonesia. 

Neil es director de Atelier One, una oficina de ingeniería estructural con sede en Londres, responsable de escenarios y escenografías para Rolling Stones, Pink Floyd y U2, instalaciones de arte para Anish Kapoor y Marc Quinn y del proyecto Gardens by the Bay en Singapur, entre muchos otros. Desde hace algunos años el ingeniero ha profundizado en el estudio del bambú, analizando sus propiedades estructurales y su enorme potencial. 
Según él, el bambú se acerca mucho a un material estructural ideal. Y esto comienza con su forma tubular. Una sección abierta como un canal, es más débil que una cerrada, porque el borde puede doblarse con mucha más facilidad. Es pensar en una hoja de papel y en cómo se vuelve más fuerte cuando la enrollamos como un tubo. 
 
Bondades.  Además tiene otra característica que mejora su resistencia. El bambú tiene fibras longitudinales que van desde su base hasta su punto más alto, llamadas haces vasculares. 
Cuanto más cerca se encuentren del exterior de la pared sus bordes, estos haces de bambú presentan una mayor densidad, lo que hace que la pieza sea resistente naturalmente. 
Por lo tanto, la parte más fuerte de la sección está más alejada de su centro ubicado radialmente. Y esa es la principal diferencia en relación a un tronco de madera, cuya parte más fuerte está justamente en el centro de su sección. 
Otra particularidad es su velocidad de crecimiento. Al contrario de una madera dura, que puede tardar más de 30 años en ser utilizada, el bambú puede ser cortado y utilizado entre sus 3 y 5 años de edad, volviendo a crecer después. 
Sin embargo, hay cierta resistencia en la utilización del material, ya que requiere otro tipo de pensamiento y la ruptura de ciertos paradigmas tan arraigados en la arquitectura.  Uno de ellos es el temor de utilizar el material en su forma bruta, con sus irregularidades y formas naturales. Justamente donde reside la belleza del bambú.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala