Actualizado hace: 1 hora 8 minutos
Proceso de Destitución
Kuczynski en la cuerda floja

El expresidente peruano Alejandro Toledo advirtió que la democracia del país está “en peligro” por lo que sucede en la política.

Jueves 21 Diciembre 2017 | 04:00

 Esto ocurre ante el intento de destitución del actual mandatario, Pedro Pablo Kuczynski, quien -afirmó- está siendo “atacado por una criatura política nacida de las entrañas del autoritarismo” del fujimorismo. 

“Las instituciones democráticas de Perú están en peligro. Como alguien que ha sido personalmente victimizado por la facción fujimorista, rechazo los ataques al presidente democráticamente elegido de Perú”, afirmó Toledo en una declaración escrita y remitida a la oficina de Efe en Quito. 
En conversación telefónica desde Estados Unidos, donde se halla desde que la Justicia peruana lo requiere para ser procesado por su presunta participación en la trama Odebrecht, el expresidente peruano se mostró notoriamente preocupado por lo que pueda decidir hoy el Congreso de su país. 
Controlado ampliamente por la oposición, Kuczynski afronta un proceso de destitución por las relaciones comerciales que su empresa tuvo con la firma Odebrecht cuando era presidente del Consejo de Ministros en el Gobierno de Toledo, entre los años 2005 y 2006. 
Toledo hace en ese sentido una defensa a ultranza de quien fuera su “colaborador”. 
“Trágicamente, mi excolaborador y colega está siendo atacado por una criatura política nacida de las entrañas del autoritarismo, con falta de convicción verdadera por la democracia, el respeto verdadero a la Constitución, los derechos humanos y el debido proceso judicial para todos los peruanos”, escribió en su declaración.
 
Crisis. Un autoritarismo que identifica en el “fujimorismo”, un movimiento que “está de nuevo en marcha en Perú”, y que ha provocado “una crisis política nacional para ocultar el comportamiento corrupto de su líder, Keiko Fujimori”.
“La manipulación cínica de la política y las instituciones peruanas es una táctica clásica de los fujimoristas, con paralelismos con el período inmediatamente anterior al “autogolpe” de (expresidente Alberto) Fujimori de abril de 1992”, subrayó Toledo. 
Afirmó que “los peruanos, el continente americano y los países democráticos no se pueden permitir este regreso al autoritarismo disfrazado de la década de los noventa”. 
Toledo, que en una entrevista con Efe en mayo ya advirtió del escenario que se está produciendo ahora -aunque no lo relacionó con una vinculación de Kuczynski con la firma Odebrecht- considera que “los eventos en Perú durante los últimos siete días deberían ser motivo de profunda preocupación internacional”. 
Porque, a su juicio, “el silencio” en un mundo globalizado puede ser juzgado por la historia como una complicidad en “el regreso de este autoritarismo”.
 “Como alguien que dirigió el movimiento cívico que ayudó a exponer los abusos inconstitucionales, la corrupción y las violaciones de los derechos humanos por el régimen de Fujimori, ahora debo hablar en contra de su reactivación, y en defensa del estado de derecho”, indicó Toledo. 
Él considera que “las ambiciones políticas de los fujimoristas por el poder, sin los controles de las instituciones independientes, solo pueden traer aún más corrupción”. 
El caso Odebrecht afecta a casi toda la primera plana política de Perú por los millonarios sobornos pagados entre el 2005 y el 2014 para adjudicarse grandes contratos en obras públicas, además de financiar las campañas electorales de los principales candidatos. 
Fruto de las investigaciones, los predecesores de Kuczynski también están inmersos en sospechas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala