Actualizado hace: 7 horas 13 minutos
Cabañas quedan en escombros

Incendio consume dos restaurantes en la parroquia Santa Marianita.

Miércoles 20 Diciembre 2017 | 04:00

Un incendio devoró dos cabañas en menos de tres minutos frente a la playa de Santa Marianita. 

Las pérdidas superan los 20 mil dólares, y 14 personas se quedaron sin empleo.
Este hecho ocurrió ayer a las 6h45 en el malecón, cuando las cabañas estaban cerradas, y el fuego estuvo a punto de extenderse a otro local que resultó afectado en un 10 por ciento en el techo.
Dolores Sánchez, propietaria del restaurante de mariscos “Rosimar”, cuenta que el fuego consumió su local de forma inmediata.
“Perdimos todo. No pudimos sacar ningún electrodoméstico. Hasta la mercadería que habíamos comprado para el feriado de Navidad la perdí con el incendio”, expresa la afectada. 
La mujer intenta no llorar, suspira, se frota el rostro; intenta ser fuerte, pero no puede. 
Sus ojos se llenan de lágrimas y llora. Está devastada. La cabaña la había reconstruido con un crédito y aún debe tres mil dólares al banco. 
Ella perdió un congelador,  dos neveras y 20 cajas de cerveza que había comprado para este feriado.
Las dos cocinas quedaron reducidas a escombros, y la estructura de la cabaña quedó en cenizas. Las sillas de plástico se derritieron,  mientras que las mesas de madera quedaron carbonizadas. Las ollas de aluminio, el pescado, camarón, manteles y el equipo de sonido fueron consumidos por el fuego. 
Hasta la taza de un baño que era nueva resultó afectada por el fuego.  
Sánchez afirma que las pérdidas superan los 10 mil dólares. 
Cruz Rivera, dueña de la cabaña “Hermanas Rivera”, manifiesta que el perjuicio económico también supera los 10 mil dólares en su local. La afectada lleva ocho años trabajando frente a la playa de Santa Marianita vendiendo mariscos, y sostiene que el incendio se produjo en cuestión de segundos. “Nosotros no logramos sacar nada. Todos los implementos de cocina quedaron reducidos a escombros”, dice. 
Ella se enteró del incendio a través de una llamada telefónica, y, aunque intentó sacar una nevera, los bomberos prohibieron hacerlo por el peligro de las llamas.
 
Chispa. Miembros del Cuerpo de Bomberos  y de la Empresa Eléctrica realizaron una inspección y confirmaron que el incendio fue provocado por un cortocircuito. El teniente Ángel Moreira, jefe de prevención de incendios, informó que el fuego tuvo su origen en la cabaña “Rosimar”, por una chispa registrada en el centro del local. Las llamas contaminaron la estructura y luego se extendieron al segundo restaurante. Según Moreira, el fuego se produjo por un cortocircuito debido al recalentamiento de varios electrodomésticos.
El socorrista dice que con las motobombas evitaron que el fuego se extendiera a los otros locales, e incluso lanzaron agua al techo de la cabaña “Camilita”, que estaba siendo consumido por las llamas. Paola Zambrano asegura que las pérdidas en su restaurante “Camilita” superan los 1.500 dólares, porque el agua dañó los electrodomésticos, los víveres, y quebró tres cajas de cerveza. 
Ramón Sánchez trabaja como mesero e informó que la tragedia afectó a las 14 personas que laboran en atención al cliente, facturación y preparación de alimentos. Él pide al municipio la donación de carpas para abrir los locales y empezar a trabajar en este feriado, porque tenían previsto preparar cenas navideñas para clientes que habían hecho reservaciones. Para ayuda pueden llamar al 0985185307 y al  0990262380.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala