Actualizado hace: 37 minutos
Vender más y gastar menos
Vender más y gastar menos
Por: Walter Andrade
[email protected]

Lunes 18 Diciembre 2017 | 04:00

“Vender más como ciudad, como provincia, como país para que existan más ingresos porque con más ingresos se mejora el nivel de vida de todos,” lo oímos casi todos los días y de la boca de muchos.

“Hay que exportar más, hay que ser competitivos, se debe producir más y mejor”, se repite casi a diario. 
Esto lo saben de memoria los empresarios de ayer y de hoy, de aquí y de todo el mundo. Su existencia, sin importar el bien o el servicio que ofrezcan, depende de sus ventas. Y ahora, esta verdad que se impone globalmente, los gobiernos de estos tiempos también lo saben.
Vender entonces es muy importante en una sociedad porque vendiendo se expande el empresariado que a la postre genera utilidades sobre la que se paga impuestos con los que el estado se nutre y gracias a ellos puede, al menos en teoría, cumplir sus obligaciones; es decir, brindar seguridad, construir carreteras, hospitales, ofrecer salud pública, educación, entre las principales. 
Por tanto, vender más debería ser una constante en cualquier gobierno de cualquier nivel, ahora y siempre.  
En esta línea, cualquier ley que se cree debe alentar el empleo, estimular la inversión y no constituir una carrera de obstáculos para quien decide emprender en algo o para quien produciendo requiere, por necesidad de mercado, ampliar o crecer su negocio. 
Lo que cabe, en estos momentos como en cualquier otro, es dar toda clase de facilidades para la gente produzca: para que instale granjas avícolas, críe ganado o camarones, siembre, instalen industrias que procesen o se multipliquen las de servicios. 
Esto se comprende, los gobiernos de todos los niveles lo saben y a nadie le queda duda. Sin embargo, a veces parece que no se entiende el concepto o entendiéndolo no se aplica en su integridad. La nueva Ley de Reactivación que acaba de recibir el veto presidencial, por ejemplo, tiene buena intención, pero es insuficiente para crecer, como dice un entendido. 
Apoyar a la pequeña empresa está correcto y así debe ser. En EE.UU. el mayor grupo exportador son las medianas y pequeñas empresas, Pero apoyarlas no quiere decir que se elimine beneficios a la reinversión de las sociedades o se incremente con disimilo los aranceles. 
A los exportadores, que son los que alimentan de dólares la economía del país y a los que habría que alentarlos siempre, se les impone una maraña de trámites para recibir el beneficio del abono tributario y devolución de impuestos asociados a la exportación.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: