Actualizado hace: 58 días 9 minutos
Santo Domingo
El primer clic

Norma Loor tiene 60 años y el deseo de aprender de un niño.

Jueves 13 Julio 2017 | 04:00

Es una de las primeras en llegar hasta la Biblioteca Municipal todos los miércoles y viernes.
Su edad no es un impedimento para tomar un bus que la lleve desde su casa, ubicada en el sector 2 de la cooperativa María del Rosario, hasta el centro de la ciudad.
Esa es su rutina desde la semana pasada, cuando empezó un curso de computación básica y ella hizo su primer clic.
Norma es una de las más atentas de la clase, mientras el “profe” le explica a otros adultos mayores, ella teclea en una diapositiva de Power Point.
Escribe y lee las primeras palabras de su mundo nuevo. Desde hace dos meses asiste a clases de alfabetización en una escuela cerca de su vivienda.
Dice que antes no tuvo la oportunidad de aprender y que nunca es tarde. “La internet de mi época eran las cartas y las vecinas, pero más me gusta el de ahora”, cuenta y se ríe.
 
DESDE CERO. Norma forma parte de un grupo de 15 adultos mayores que empieza a aprender computación desde cero. 
La mayoría inicia aprendiendo a enchufar el artefacto en el tomacorriente y unos pocos “tienen temor de tocar el ratón o el teclado”.
Así lo explica Byron Bustamante, el “profe” de los abuelitos. El joven realizó su tesis para graduarse de licenciado en Comunicación Social con una investigación que buscaba acortar la brecha digital intergeneracional.
Hasta ahora sus alumnos han sido unos 90 adultos mayores divididos en cinco grupos. A pesar de tener obligaciones en una empresa de lectura de medidores Byron pide permiso y dedica tiempo a esta enseñanza que le ha dejado grandes experiencias.
“Esta es una clase de amigos un trabajo personalizado. Ellos se sienten excluidos por no saber usar una computadora”, explica.
Antonio Chamba es uno de sus estudiantes. Tiene 69 años y está aprendiendo a usar la internet, aunque aún no conoce el uso de redes sociales, algo que le llama la atención, pero que será cuestión de tiempo y práctica dominar.
Él y sus otros compañeros de aula recibirán al final de la capacitación un certificado avalado por el Consejo Cantonal de Protección de Derechos (CCPD). 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias