Actualizado hace: 41 días 8 horas 29 minutos
Necios, sordos y ciegos…
Necios, sordos y ciegos…
Por: Guido Álava Párraga

Jueves 13 Julio 2017 | 04:00

Eso nos diría el grandioso maestro Jesucristo, si hoy estuviera en persona entre nosotros, todo por ver la decadencia moral y espiritual de nuestra sociedad, siendo que desde hace dos mil años nos dijo y mostró la forma perfecta de amar al prójimo. Por este motivo se hace imperativo que gente de Portoviejo y Manabí, empecemos a conocer todas sus poderosas enseñanzas.

Este extraordinario Mesías, hace dos mil años, según los evangelios escritos por testigos presenciales que anduvieron con Él, habló y enseñó como nadie antes lo había hecho y realizó milagros nunca vistos.
Otra de las proezas llamativas fue su cuestionamiento categórico a los líderes religiosos de esa época, a quienes les citó las palabras del profeta Isaías: “Ustedes tienen oídos y no entienden, tienen ojos y no ven; guías ciegos…” Esto dijo a los fariseos, los escribas, los saduceos, entre otros porque, según Él, decían pero no hacían. 
Hoy somos millones y millones en el mundo los que hemos escudriñado a profundidad sus enseñanzas poniéndolas en práctica, cambiando nuestra manera de pensar y actuar en lo que tiene que ver con el sentido o propósito de nuestra existencia y relaciones con nuestros prójimos.
Hoy, de forma argumentada puedo afirmar que la filosofía y pensamientos de los grandes filósofos y sabios de la antigüedad, si bien se oyen hermosos y tienen sentido, a la hora de aplicarlas no tienen el suficiente poder de producir cambios mentales que te impulsen a vivir una vida abundante de paz, justicia y amor, con tus semejantes.
En cambio, todas las relaciones que se fundamentan en las enseñanzas del maestro Jesús, con valores comandados por el amor y complementados por la paz, la paciencia, la alegría, la mansedumbre, la bondad, la amabilidad, la fe y el dominio propio, construyen felicidad en el prójimo y en las sociedades que se aplican.
Desde esta perspectiva se hace imperioso que todos los padres en el hogar, los maestros de escuela, colegios y universidades los conozcan a profundidad, los practiquen y los enseñen con la mayor pasión. Dejando aclarado que conocer las enseñanzas del maestro Jesús no es cosa de religión ni ritos de la tradición, sino de un estilo de vida relacional con énfasis en valores espirituales; por esta razón deben ser usados como textos de referencia en el sistema educativo ecuatoriano.
Testimonios del beneficio de practicarlos lo han dado personas como Gandhi, Sor Teresa de Calcuta, Martin Luther King los Wesley, los Wilberforce, los Billy Graham,  Jorge Washington, Franklin D Roosevelt y una lista inmensa de hombres y mujeres que hicieron de las sagradas escrituras bíblicas la guía permanente de sus pensamientos y acciones. 
El gran problema de las guerras y conflictos sociales, como las injusticias y la corrupción, está en la no práctica de estos principios, Amados lectores. No esperen más, decidan buscarlos y atesorarlos en su mente y corazón para ponerlos en su existencia.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más noticias