Actualizado hace: 4 horas 54 minutos
Chone
Melissa no ve, pero sacó mil puntos en las pruebas Ser Bachiller

La pérdida de la visión no es un impedimento para que Melissa Estefanía Vélez Vera alcance las metas que se propone.

Jueves 13 Julio 2017 | 08:00

Ella reside con sus padres en la parroquia Boyacá de Chone y a los siete años de edad perdió totalmente la visión.

A esa edad se sumió en el desconsuelo y la desmotivación, pero recuerda que cuando era pequeña una oftalmóloga le dijo que ella solo había perdido sus ojos y que había personas que estaban en una peor situación. 
Esas palabras calaron muy hondo en ella y la motivaron a luchar por la vida y sus estudios, según cuenta.
Comenta que sus padres la llevaron a una escuela para personas con discapacidad, pero, dice, no se sentió bien porque pensó que podía dar más de sí misma. 
Melissa pidió a sus padres que la matricularan en la unidad educativa Boyacá #48, de la que a base de esfuerzo y constancia logró ser abanderada.
Su lenguaje.  Añade que le costó aprender y leer el sistema braille, pero luego de mucha práctica logró hacerlo. 
Ese sistema le sirvió para terminar sus estudios primarios y este año el nivel secundario. 
En esta etapa de estudios fue la portaestandarte del colegio Juan Aizprúa de su parroquia.
“Me costó aprender la matemática y la física por no poder ver los gráficos dibujados en la pizarra, sin embargo eso no ha sido un obstáculo para mí, ya que me gradué de bachiller en Ciencias Sociales y ahora estoy siguiendo la carrera de Psicología en la Universidad Particular de Loja”, expresa.
Asegura que sus amistades y compañeros nunca se burlaron de su discapacidad visual, por eso sintió mucha tristeza cuando terminó el bachillerato, porque ya no iba a estar en la misma aula con sus amigos de siempre.
Uno de sus mayores logros fue sacar un puntaje de 10 para personas con discapacidad en las pruebas Ser Bachiller, lo que equivale a un parcial de 1.000 puntos. 
A pesar de ello no postuló y decidió estudiar a distancia en la Universidad Técnica Particular de Loja.
Indica que quería estudiar la carrera de Educación Especial, pero al no haber esa especialidad en la universidad optó por estudiar Psicología para ayudar a los desmotivados.
Mensaje. “La vida hay que vivirla paso a paso, la discapacidad de las persona solo está en la mente mas no en las extremidades, porque hay personas que lo tienen todo pero carecen de ese espíritu de superación”, reflexiona Melissa.
Afirma que le hubiera gustado utilizar su puntaje para obtener las facilidades de beca que da el Ministerio de Educación, pero la puntuación le llegó demasiado tarde cuando ya se había matriculado en la universidad. 
Deysi Vera y Gary Vélez, padres de Melissa, dicen sentirse orgullosos de ella,    que la admiran y agregan que es una admiración mutua.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala