Actualizado hace: 14 minutos
Salud
Pinchazos que salvan vidas

Las enfermedades pueden reaparecer, por lo que el MSP trabaja para que ningún niño se quede sin todo el esquema de vacunas.

Jueves 13 Julio 2017 | 04:00

 Si bien enfermedades como la poliomielitis están erradicadas, la mejor manera de prevenir son las vacunas, aunque “cada vez hay menos sensibilización de la importancia de la vacunación; antes las mamás eran más preocupadas, ahora nos toca un trabajo más difícil, tenemos que ir a buscarlas a las casas, hay una pérdida de percepción del riesgo que implica no vacunar a los niños”, señaló Mariela Macías, directora del Distrito de Salud Portoviejo.

La funcionaria junto a Marlene Aray, responsable del programa de inmunizaciones del distrito, mostraron su preocupación y dijeron que la estrategia del MSP es llegar a todos los rincones donde haya un niño sin vacunar, para que la inmunización se cumpla en 100 por ciento.
“Cualquiera de estas enfermedades puede reaparecer y sería un esfuerzo de tantos años que por un solo caso se viene abajo”, recalcó Macías.
Prevención. Evelyn Castillo tiene una niña de tres meses que llevó a vacunar al centro de salud de Andrés de Vera. 
Al igual que hizo con su hija que ahora tiene 16 años, protege a la más pequeña de las enfermedades que la acechan. 
Dijo que no se le pasa por ningún motivo la fecha de vacunación.
Johana Tobar también llevó a su hijo de dos meses de edad para que le apliquen tres vacunas: la pentavalente, la del neumococo conjugada y contra la poliomielitis. A pesar de su angustia por el llanto de su primogénito por los pinchazos en ambas piernas, la señora señala que es por el bien del pequeño y no se descuida para nada. Dice que tiene pendiente cuándo le toca la fecha de vacunación.
Ofelia Moreira es la encargada de aplicar vacunas.Con más de 30 años en esta labor, dijo que este es un llanto que conlleva a la protección.
Horarios. La directora distrital dijo que han extendido horarios en el centro de salud de Andrés de Vera hasta las 20h00, para que los padres puedan vacunar a sus hijos.
Inclusive han extendido horarios para que apliquen las vacunas BCG (tuberculosis) y contra la hepatitis B que deben recibir los niños en las primeras 24 horas de vida. 
En Calderón también atienden 12 horas diarias y en Picoazá lo harán desde agosto.
Aray dijo que cuentan con todos los biológicos en las unidades y realizan micro fases de vacunación, con la finalidad de captar niños que se han quedado sin inmunizar, pueden ser por enfermedad, porque las madres no los llevan o porque no pueden salir de sus casas, en el caso de zonas rurales.
Entonces, el equipo de salud acude. En otros casos llaman a las madres antes de la fecha. “Lo importante es que ningún niño se quede sin vacunar”, recalcó.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala