Actualizado hace: 59 minutos
Mocache
No pudo gozar de su libertad

El asesinato del tercero de sus cinco hijos ha dejado desconsolada a Julia Álvarez.

Martes 11 Julio 2017 | 12:00

La mujer tenía la esperanza que Leonardo Hinostroza Álvarez, a quien de cariño desde que era un niño le decía  “Machita”, lograra rehacer su vida luego de permanecer diez años y 17 días en la cárcel por la muerte de tres personas.

Sin embargo, el hombre, de 30 años, fue asesinado en la cocina de la casa de su madre a las 17h00 del domingo, en Mocache.
Cuatro machetazos (tres en el rostro y uno en la espalda) y  tres disparos acabaron con la vida de “Machita”.
“Mi hijo anhelaba vivir tranquilo, lejos de los problemas, quería estar en paz, por eso permaneció diez años preso. Él mató, sí, pero fue en defensa propia”, relató Julia mientras observaba con nostalgia la foto de su vástago.
La venganza sería de uno de los motivos de la muerte de Hinostroza, según ella. Sus asesinos llegaron en moto y lo mataron.
Problemas. Los conflictos con los criminales de Leonardo Hinostroza comenzaron hace más de una década, relataron sus familiares.
Como si todo hubiese pasado ayer, la madre del fallecido recordó que los problemas surgieron cuando sus hijos (Leonardo y René) eran unos niños.
“Vivíamos en el recinto La Cruz, ahí unos vecinos me robaron casi todo lo que tenía en mi casa. A medida que pasaron los años, ellos molestaban con frecuencia a mis hijos, los amenazaban, les hacían problema por todo”, comentó Álvarez. 
Todo se salió de control cuando un día, en una riña su hijo “Machita”, le disparó a Jaime I. (hecho por el que no fue procesado). Después del crimen, Leonardo Hinostroza se fue a Guayaquil. Pero, los conflictos no cesaron.
“Uno de los familiares de Jaime I. pagó 500 dólares a un hombre para que mate a mi hijo. Un día él  llegó de Guayaquil y aunque le dijimos que no fuera a una quinceañera, porque lo andaban buscando, se fue”, contó Julia. Aquella noche, el ambiente se puso tenso en la fiesta. Los asistentes estaban atentos a lo que podría pasar durante la celebración, recordó la mujer.
“Mientras estaba en la fiesta, le contaron que ese hombre estaba esperándolo en una moto para asesinarlo. A mi hijo le dijeron: ‘te van a matar, defiéndete’  y como él llevaba un arma la sacó y disparó en defensa propia”, dijo.
Ese disparo atravesó el cuerpo del hombre que presuntamente iba a matarlo y el de su hija de 13 años. 
Fue entonces cuando otro de los hijos del sujeto se abalanzó contra Hinostroza y él, por defenderse, volvió a disparar, detalló su madre.  “Aquella noche murieron tres personas, mi hijo tuvo que huir, porque sino lo mataban, pero todo lo que pasó fue accidental”, relató Julia Álvarez.
Seis meses después de los asesinatos Leonardo Hinostroza fue detenido en una zona rural de Guayaquil y condenado a 20 años de prisión, pero cumplió diez por que le redujeron la pena. 
El hombre pensó disfrutar de su libertad, el domingo cumplió 22 días de haber salido de la cárcel. Hoy será sepultado.
La familia de Hinostroza asegura que sabe quien está detrás del crimen.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala