Actualizado hace: 18 minutos
La maleta
La maleta
Por: Mariasol Pons C.
[email protected]

Martes 11 Julio 2017 | 04:00

Así se llama la última novela publicada por Miguel Donoso Gutiérrez. El pasado jueves 6 de julio fue el lanzamiento en Guayaquil. Había llegado temprano al lanzamiento y, tras comprar un ejemplar, que además venía acompañado de un libro escrito por su padre, Miguel Donoso Pareja, acerca de Alfredo Pareja Diezcanseco y Humberto Salvador, me senté a leer mientras comenzaba el evento.

La novela de Donoso Gutiérrez, que habla con acento mexicano debido a que pasó una parte importante de su vida en dicho país, te atrapa desde su inicio. Pasó el tiempo y fácilmente me enganché en sus páginas y el camino a La Riada; tuve que hacer un esfuerzo por dejar la novela y escuchar la presentación de la misma. Donoso habló de la “selva” que era para él Ecuador viviendo en el desértico México; su madre, la pintora Judith Gutiérrez, pintaba mucho el verdor de Los Ríos y él nos contó que tiene esas imágenes plasmadas en su mente desde la infancia a través de dichos cuadros. Ese verdor se  lo percibe claramente en sus descripciones del campo. 
La obra, en ese sentido, lleva cierto homenaje a ella, una gran artista. Mientras él explicaba las motivaciones de la novela y cómo optó por reducir su tamaño para intentar atraer a más lectores, pues, según dijo, los lectores de alguna manera se espantan frente a libros muy grandes, yo divagaba en la infancia de esta persona hija de dos profundos y notables artistas. La intensidad de su formación artística debió ser bastante atípica y muy definitiva es su vocación.
En su discurso evocó a escritores como José de la Cuadra así como a Gabriel García Márquez en cuanto a la magia que presenta su novela.  
A las almas que se presentan desde el más allá para indicar caminos y a hechos inexplicables que no necesitan explicaciones. A escritos encontrados misteriosamente para ser compartidos y a los misterios del amor y la sensualidad.
La novela es corta, tiene 79 páginas, es ligera y se la disfruta mucho al leer. 
Escribo este artículo porque me encantó la sorpresa de encontrarme con una novela que no sobrecarga en descripciones y que logra muy escuetamente adentrarse en la imaginación del lector. 
Aplaudo el esfuerzo de adaptarse a  un mercado que se concentra cada vez por menos tiempo y que lee menos literatura - pues no es nada fácil - sin perder la calidad en lo que se escribe.
Prefiero no mencionar más detalles de La Maleta porque no me gustan los “spoilers”, la recomiendo, no por corta sino porque engancha. 
Ahí está lo medular, desde mi punto de vista, cuando se escribe, en tocar el alma del lector; en producir emociones, en acelerar el corazón, en provocar reflexiones personales, si un escrito no genera ninguna de esas cosas, para mí, es fútil.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: