Actualizado hace: 5 horas 3 minutos
Naturaleza
Buscan rescate de humedales

Arriba, como tocando el cielo, aparece imponente el Antisana, un majestuoso volcán ecuatoriano que corona un páramo.

Lunes 10 Julio 2017 | 04:00

 Más de 40 canales recorren un humedal de 14 hectáreas a 4.100 metros de altitud en el área de conservación hídrica del Antisana, situado a menos de una hora de la capital ecuatoriana, en lo que antes eran haciendas ganaderas.

Pero la historia se repite en unas 30 hectáreas a los pies del volcán potencialmente activo, situado en la cordillera ecuatoriana, donde el belga Bert de Bievre, secretario técnico del Fondo para la Protección del Agua (Fonag), llega al extremo de hablar de “exhumedales”.
El “sobrepastoreo brutal”, como refiere Bievre, terminó hace unos siete años, cuando la empresa de agua potable de Quito compró la zona a hacendados, redujo “drásticamente” la carga animal y encargó al Fonag la recuperación del lugar.
En el sector -antaño pantanoso- ahora incluso se puede caminar sin problema pues durante décadas (no se sabe cuántas), ganaderos drenaron el agua a través de canales y, aunque ahora se ha logrado sacar a casi todo el ganado del lugar, el verde y esponjoso suelo todavía recibe la presión de equinos. Pocos, pero hay.
La idea no es crear un embalse, sino recuperar el humedal en el páramo que colinda con la reserva ecológica Antisana, que extiende sus 120 mil hectáreas entre Napo y Pichincha, y que acuna a cóndores, osos de anteojos, pumas, venados, tigrillos y lobos.
Con 18 pozos, unos manuales y otros con sensores automáticos, se monitorea la altura del nivel freático, dijo Paola Fuentes, técnica del Fonag.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala