Actualizado hace: 13 horas 44 minutos
Vinces
Dejan de lado al cacao fino

Las viejas matas de “cacao fino de aroma” caen derribadas por las motosierras. Muchas plantaciones de la “pepa de oro” han sido taladas y en su lugar hay nuevos cultivos de banano o maíz. Según los agricultores son más rentables económicamente.

Jueves 06 Julio 2017 | 13:01

Lo que hoy son extensas bananeras, eran hace medio siglo frondosas huertas de cacao que producían la abundante “pepa de oro”. Mas la escasa producción y el bajo costo en el mercado motivó a que los cacaoteros busquen otras  formas de producción.

“Hoy el cacao no es rentable. Ese es uno de los motivos por lo que los herederos de las haciendas cacaoteras han decidido cultivar otros productos de mayor rentabilidad”, sostuvo Agustina Villasagua, del recinto Banepo.
NO ES RENTABLE. En la hacienda Rancho Grande, de la parroquia Antonio Sotomayor, Rubén Caicedo y su esposa Mina Bustamante aún sostienen sus plantaciones de “cacao fino de arriba o de aroma”, producto con el que elaboran dulces, chocolates y bebidas. “Nuestra vida siempre ha estado relacionada con el cacao, es parte nuestras vidas”, sostuvo Mina. 
La hacienda forma parte de la “Ruta del cacao fino de aroma” y es visitada por turistas extranjeros, quienes  llegan a conocer las virtudes del producto. Para Mina, con la tala de las huertas también se va la verdadera identidad del cantón.
Joffre Cerna considera que el problema no solo se da en la escasa producción sino en el bajo costo del producto en el mercado. Dijo que el quintal de cacao es pagado a 60 dólares. Eso no alcanza para sobrevivir, ya que él no cosecha ni cinco libras por hectárea.
“La monilla y la escoba de bruja son dos de los problemas que afectan al sector cacaotero. La monilla daña  a la mazorca y la pudre, mientras que la “escoba de bruja” afecta el crecimiento de la planta”, explicó Cerna.
GESTIÓN. El Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, apunta a fortalecer al sector cacaotero con proyectos de reactivación de huertas. 
Así entre el 2013 y 2017, con esta intervención se logró la rehabilitación de 160.895 hectáreas y la renovación de 11.882 hectáreas de cultivos. Para eso se requirió conformar 234 brigadas, 4.500 podadores y 101 técnicos y administradores.
El presidente de la organización “Pepa de Oro” de Vinces, Edgar Carranza, dijo que han presentado un proyecto a la Subsecretaría de  Agricultura para proveer a los productores cacaoteros de sistemas de riego. Eso permitirá una producción permanente, además de la capacitación en control de plagas, poda y limpieza de las huertas.
En Palenque, Tomás Palma, beneficiario del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma y del Programa del Buen Vivir Rural, busca aumentar el rendimiento del cultivo y seguir elaborando pasta de chocolate.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala