Actualizado hace: 41 días 4 horas 54 minutos
La presión aumenta el dolor de huesos

No es el frío de la época sino la presión atmosférica la que causa más dolor a personas con enfermedades reumáticas.

Jueves 06 Julio 2017 | 04:00

Contrario a lo que se piensa, “no necesariamente influye el cambio de temperatura, tiene que ver con el cambio de la presión atmosférica, que afecta la presión de nuestras articulaciones y desencadena el aumento del dolor”, explicó Damián Ajila, reumatólogo del hospital Dr. Verdi Cevallos Balda.

A Rebeca M. esto le causó sorpresa porque pensaba que el frío aumentaba el dolor, que es más fuerte en las noches y no la deja dormir a pesar de que se abriga y toma analgésicos y antidepresivos. 
La paciente, diagnosticada con poliartrosis, indicó que su calidad de vida ha desmejorado notoriamente porque nada calma el dolor. 
 
Prevención. El reumatólogo señaló que cuando existen cambios, ya sea de frío a calor o de calor a frío, hay que tomar precauciones como tomar analgésicos, bajar de peso, realizar actividad física moderada y seguir una dieta balanceada. 
Añadió que todo depende de la patología, porque hay enfermedades degenerativas y enfermedades autoinmunes.
Explicó que las degenerativas son principalmente la artrosis (degeneración del cartílago), que a la larga afectaría a todos; y la osteoporosis (disminución en la calidad del hueso), que se puede adelantar en personas jóvenes con sobrepeso, actividad excesiva en las articulaciones como las personas que lavan ropa, cuyas manos presentan un desgaste más temprano, los futbolistas en las rodillas y los 
basquetbolistas los hombros. 
En las enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea y el lupus, también ayuda el perder peso, ya que eso disminuye el dolor.
 
Discapacidad. Ajila recalca que el paciente tiene que estar consciente de que estas enfermedades no tienen cura, pero sí tratamiento y que si no son tratadas a tiempo pueden ser incapacitantes, lo que se convierte en un problema para el paciente en su vida, porque no va a poder trabajar, y en un problema de salud pública.
Agregó que el objetivo es la prevención y que en el hospital tienen unas 800 historias clínicas de pacientes afectados con artritis reumatoidea.
Indicó que pensar que la reumatología es para la tercera edad es un mito.
“Eso se creía antes porque no había reumatólogos ni la medicina necesaria, pero en los últimos 20 años ha dado un salto, lo que ha hecho que se la detecte a tiempo”, dijo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias