Actualizado hace: 52 minutos
Nos están matando...
Nos están matando...
Por: Boris Zambrano Cabrera

Sábado 01 Julio 2017 | 04:00

…lentamente pero de forma segura a través de lo que estamos comiendo y bebiendo cada día, sin que nos demos cuenta porque tenemos como justificación una frase absurda, aunque la expectativa de vida para los ecuatorianos es de 72 años para hombre y 78 para mujeres.

Hace dos años hicimos una encuesta entre 397 personas adultas de las que solo 3 confesaron leer los ingredientes de bebidas, embutidos o alimentos en general; menos del uno por ciento. Ahora todos se contentan con el semáforo. No leen nada, no saben nada sobre los aditivos, preservantes, saborizantes, reguladores, edulcorantes, antioxidantes y/o colorantes, que les ponen a alimentos y bebidas. Repiten la frase absurda.

Daños a los riñones, al cerebro, al corazón, al hígado, al colon, al estómago…producen esas sustancias en menor o mayor bebida. ¿Recuerdan ese helado que dejaba pintada la lengua de azul? Cuando usted come remolacha, sus deposiciones liquidas y sólidas son de ese color en las siguientes 24 horas. ¿Dónde se queda el colorante azul del helado? Porque nadie ha informado de deposiciones azules o rojas por un publicitado fresco en sobre. Todos los colorantes se quedan en el cuerpo dañándolo irremediablemente con la generación de enfermedades autoinmunes como el cáncer o la diabetes. Y repiten la frase absurda, otra vez.
Los elementos mencionados provocan adicción en las personas que se disimulan porque nuestra sociedad de consumo enmascara todo bajo el hecho de la moda, del derecho al placer, al disfrute, al goce…Si revisamos las estadísticas del MSP nos daremos cuenta que tenemos a una población enferma, cada año desde la más temprana edad, especialmente de diabetes por la pésima alimentación y el consumo de bebidas gaseosas, energizantes, jugos embotellados, etc. Cuando leí la advertencia de una bebida deduje que ésta no debería tomarla nadie: prohibida para niños, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad, no consumir antes de deportes, ni haciendo deportes ni después de las prácticas deportivas…
Les conviene tenernos enfermos porque, generalmente, los dueños de las productoras de alimentos y bebidas son también los dueños de las farmacéuticas que producen los fármacos, no para curar, sino para aliviar nuestras dolencias. ¡Negocio redondo! Todo es por dinero, pues no les importa si vives o mueres. Y repiten la frase absurda, otra vez. Sí, todos tenemos que morir ¡pero que sea sin dolor! La frase que he escuchado a muchas personas es: ¡de algo tenemos que morir! Somos capaces de hacer las mejores cosas del mundo, los actos más sublimes pero al mismo tiempo nos dejamos llevar por la estupidez.
Lea los ingredientes de los productos que consume. Investigue en la Internet. Algunos de ellos son potencialmente cancerígenos. Decida vivir mejor, cambie su dieta y la de los suyos. Cultive productos agroecológicos porque si se puede cultivar sin agrotóxicos. Sea feliz agradeciendo al universo por todo lo que recibe cada día. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: