Actualizado hace: 38 minutos
Santo Domingo
Dolor venezolano: De sueño a pesadilla tras accidente de tránsito

Los sueños de Alexander Landaeta quedaron a cientos de kilómetros.

Sábado 01 Julio 2017 | 04:00

El joven de 21 años quiere ser un diseñador de obra civil. Pero dejó sus estudios  y viajó más de tres días desde Barquisimeto, al occidente de Venezuela, para llegar a Ecuador. 
También dejó su trabajo de empleado en un restaurante y a su familia y emprender un nuevo sueño, el de salir adelante, pero no imaginó vivir una pesadilla. “Llegamos para ver cómo están las cosas y luego venir con mi sobrinita y mi hermana”, manifiesta.
Iba a Ambato donde un amigo, pero un accidente de tránsito suscitado en el kilómetro 37 de la vía Las Mercedes-Los Bancos le impidió llegar a su destino. Él iba dormido, los gritos de los pasajeros lo despertaron de su sueño para hacerle vivir una pesadilla. El bus se volcó.
Sufrió leves heridas, pero se quedó sin dinero, el pasaporte y demás documentos. “Muchas personas le reclamaban al conductor porque iba a exceso de velocidad, porque no tenía aire acondicionado y porque ponía música con mucho volumen”, recordó.
De Caracas. Alba Daniela Herrera, de 24 años de edad, tiene casi nueve meses desde que arribó a Guayaquil, desde Caracas, Venezuela.
Ella vino a buscar una mejor situación económica, “porque el país está mal, muchas personas pasan necesidades”, dijo su prima Luisa Ibarra, quien la acompaña en la habitación de una clínica.
Pero ahora Daniela no puede seguir enviando dinero a sus familiares porque la tragedia la dejó en cama. Tiene una fractura en el brazo izquierdo y múltiples heridas en el brazo derecho, raspones en el rostro y una herida en la cabeza.  
“Le hicieron una intervención quirúrgica, le pusieron yeso en el brazo izquierdo, pero aún deben operarla. Tenemos dos días esperando. Parece que se les acabó el SOAT, las personas responsables de la línea de buses han venido, pero no han podido tener en regla el parte policial, han sido muy irresponsables. Hay personas que no han comido nada, no se han preocupado por ayudar a los heridos”, expresó Luisa, quien se enteró de lo sucedido por Facebook, por una publicación de un enfermero o un policía que hizo a través del celular de su prima.
Luisa indicó que la joven regresaba de Colombia, donde había visitado a sus padres, hasta Guayaquil. 
Colombianos. Martha Quiñónez teme que su esposo pierda su brazo derecho.
Ella y su pareja, Gonzalo Caicedo son colombianos y viajaban en la parte posterior del bus que se accidentó, con rumbo a Guayaquil. “Venimos a pasear porque un sobrino de mi esposo lo llamó a que se animara a conocer Guayaquil, él no quería, pero fue tanta la insistencia que incluso nos mandó el pasaje, venimos pero resultó en tragedia”, indicó.
De los dos Gonzalo llevó la peor parte, ella resultó con golpes. “Recuerdo que el conductor iba a exceso de velocidad, una chica venezolana se paró varias veces a decirle al conductor que bajara y cuando mi esposo iba a decirle otra vez, fue cuando ocurrió el accidente”, contó. 
Sabino Núñez es coterráneo de la pareja y también iba con ellos. Él es padre de Erasmo Núñez, de 48 años y quien está internado en el hospital Gustavo Domínguez. 
“La gente gritaba y decía se cayó el bus, yo caí encima de una señora, me golpeé la cabeza. Mi hijo me dijo ‘papá, papá, estoy malo’. Tenía  una herida en el brazo derecho y en la cabeza, está vivo de buenas, porque lo tienen entubado, está inconsciente”, señaló.
El otro compañero que venía con nosotros, Jaime Ruiz, murió, se desnucó. Ellos son oriundos de Pradera, del Valle del Cauca.
Sabino tiene cinco hijos vivos y no quiere perder otro, por eso espera un milagro para que Erasmo siga junto a él.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala