Actualizado hace: 4 horas 25 minutos
Valdivia
Las figuras de la venus, símbolo de la fertilidad

La cultural Valdivia es reconocida por su agilidad para realizar diferentes productos y figuras en cerámica, sobre todo la Venus.

Viernes 30 Junio 2017 | 04:00

Estas figuras eran realizadas con barro y piedra, eran muy preciadas por resaltar las formas femeninas, que estaban usualmente desnudas y por tener diferente tipos de peinados, con variación en los tamaños. 

Se cree que en la cultura Valdivia se indicaba que mientras más elevado tenía el cabello, más era la jerarquía de la mujer dentro de su grupo.
Todas las figurillas de arcilla y piedra de la cultura Valdivia tienen rasgos similares con ojos como agujeros sencillos, y nariz, con los brazos juntos en el cuerpo y las piernas sin tener pies, tienen forma redondeadas y en todas se establece en forma muy marcada el sexo, sobre todo en los pechos.
Significado.  Varias son las teorías acerca de la finalidad de las figuras, hasta se ha cuestionado el nombre de Venus. Muchas de ellas se encontraron en tumbas y enterradas en diferentes campos. 
Una versión habla que se cree que era una especie de talismán para que la tierra tuviera mejor fecundación y fertilidad. Por ello, se hacía mucho relieve en el sentido de su sexo. 
En las piezas se representan, además, los distintos momentos fértiles de la mujer como la juventud, el embarazo y el parto, según explica Pablo Izurieta, guía del museo Antropológico y de Arte Moderno Latinoamericano de Guayaquil.
También se explica en otra de las teorías que, basada en la belleza y versatilidad de las figuras, se remite a las cualidades femeninas, sobre todo físicas, de la mujer como argumento para considerarlas una especie de Venus, la «Venus de Valdivia», la más antigua del Nuevo Mundo y equivalente a la Venus de Willendorf en el Viejo Mundo (Europa). 
>descubrimiento.  La cultura milenaria fue descubierta en el año 1956 por el arqueólogo guayaquileño Emilio Estrada y es considerada la más antigua del continente americano, eso se comprobó en base a estudios que indicaron que la cultura tenía una antigüedad que data de los años 4500 y 2000 antes de Cristo. 
Eso dio como resultado que la extensión de la existencia de la cultura fuera de 2.500 años, y años posteriores nacieron otros pueblos con base en la Valdivia.
La cultura ocupó extensos territorios, sobre todo de las provincias de la Costa como Manabí, El Oro, Los Ríos, Guayas y Santa Elena, llegando a partes de la cordillera occidental. Excavaciones y descubrimientos datan de piezas encontradas en La Maná, provincia del Cotopaxi. 
Eso demuestra que tenían una gran capacidad de movilidad, constituyendo parte fundamental en el intercambio comercial y cultural que tenían no solo en Ecuador, sino también llegando a lo que ahora es el norte de Perú. 
Fueron grandes pescadores, su dieta se fundamentaba en peces y mariscos, por asentarse muy cerca del mar y también de ríos. En el ámbito comercial usaban  la concha Spondylus como una especie de moneda que era usada para el intercambio, para conseguirlas buceaban hasta el fondo del mar.
También eran cazadores. Pero su principal base económica fue la agricutura, ya que conocían muy bien los cultivos de varios productos como maíz, fréjol, achira, maní, también de varias frutas como  papaya, piña, chirimoya, aguacate, ciruela y demás. Además de cultivar algodón, esto se denota por los descubrimientos de vestigios textiles. 
Construyeron sus aldeas con mucha planificación urbana, con importancia en las construcciones de sus templos, junto al terreno donde realizaban la agricultura y cerca de fuentes de agua, según explica el portal enciclopedia del Ecuador.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala