Actualizado hace: 1 hora 55 minutos
MANTA
Indigente hallado muerto en La Poza

Investigan si murió asesinado, por una caída o por enfermedad.

Miércoles 28 Junio 2017 | 04:00

La muerte de José Tomás Toala está rodeada de misterio.
Su cadáver fue encontrado ayer a las 9h00  en el sector La Poza, y la Fiscalía investiga si fue asesinado, sufrió alguna caída o murió por alguna enfermedad. 
Su cuerpo estaba en medio de las piedras escolleras del antiguo muelle de Manta. 
En su cabeza tenía una gorra gris y en su espalda una mochila negra que luego fue revisada por los agentes de la Unidad de Criminalística de la Policía Judicial.
La víctima tenía 50 años de edad, y ayer a las 7h00 lo vieron por última vez con vida cuando acudió a comprar empanadas en El Varadero, ubicado a 50 metros de La Poza. En la madrugada también fue visto, pero  en los alrededores del Mercado Central, donde solía trabajar como cargador de legumbres.
Karina Toala informó que su padre vivía en el barrio 15 de Abril, pero desde hace varios meses no quería estar en la casa. “Le gustaba  ir al mercado o pasar en los alrededores de La Poza. Pedimos que se investigue su muerte”, expresó la hija.
Bárbara Portocarrero manifestó que descubrió el cadáver de José Tomás Toala por la gorra. “El cuerpo estaba hundido entre las rocas, justo debajo de un árbol ubicado frente al mar”, dijo la mujer. 
La víctima era padre de dos hijos y popularmente era conocida como “Don Palacio”. Sus familiares informaron que no tenía enemigos. 
 
> investigación. Los primeros en confirmar la muerte del indigente fueron los policías del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM). Cuando ellos recibieron el reporte del hallazgo de una persona inconsciente, se dirigieron a La Poza, tomaron el pulso de la víctima y confirmaron su muerte.
El fiscal Paco Delgado autorizó el levantamiento del cadáver, y dispuso trasladarlo hacia el Instituto Forense porque tenía algunas dudas sobre las causas del fallecimiento. 
“Hay varias hipótesis, y una de ellas es que se trataría de una muerte violenta. También presumimos que se habría caído a las rocas, y para esclarecer aquellas dudas de forma científica se dispuso realizar la autopsia”, precisó el fiscal. 
Ayer, mientras los agentes iban a trasladar el cadáver a la morgue, llegaron varios familiares, quienes se sentaron alrededor del cuerpo y se pusieron a llorar. La escena fue desgarradora. 
El cadáver de José Toala es velado en el barrio 15 de Abril.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala