Actualizado hace: 36 minutos
Orazio Bellettini Cedeño
Manabí: identidad, historia y futuro

Manabí posee raíces históricas muy profundas y una de las identidades territoriales más fuertes de Ecuador.

Martes 27 Junio 2017 | 04:00

La historia de nuestra provincia está llena de riqueza inigualables. Para constatarlo basta recordar que Manabí es cuna de culturas como la Jama – Coaque,  reconocida como una de las más prolíficas de la época precolombina. Manabí es también cuna de la revolución liberal que impulsó el laicismo y el respeto a las  libertades individuales sin renunciar a construir una sociedad más igualitaria. 

Adicionalmente, desde el inicio de la República se construyó la identidad manabita que permitió que los más diversos grupos étnicos y sociales existentes en la provincia se identifiquen entre sí compartiendo el orgullo por su tierra, su comida y sus paisajes. 
El desafío de Manabí es transformar las profundas raíces de su historia y la fuerza de su identidad en el motor de innovación y prosperidad. Para ello, debemos enfrentar varios retos. Con casi 20% de su población con dificultades para entender lo que lee y escribe, Manabí es la quinta provincia con mayor índice de analfabetismo funcional de Ecuador. Un mejor futuro para Manabí sólo será posible apostándole al talento de los (as) manabitas.
Adicionalmente, Manabí es la única provincia de Ecuador donde existen varias ciudades importantes, por lo que tiene su mayor fortaleza en la diversidad de culturas y ecosistemas. Sin embargo, existe alta desigualdad entre sus cantones así como entre las zonas urbanas y rurales; y la tristemente célebre expresión “manaba come manaba” nos recuerda que tenemos que trabajar en una cultura de la colaboración, que nos permita lograr juntos lo que difícilmente alcanzaríamos por separado.
Manabí también debe repensar su gestión ambiental para convertirse en una provincia caracterizada por la utilización inteligente y sostenible de sus recursos naturales. De esta forma podremos generar prosperidad y enfrentar fenómenos naturales como las inundaciones, los terremotos y la sequías que, la historia lo confirma, afectan a nuestra provincia, en promedio cada década y media. 
Finalmente, pero no menos importante, la instituciones públicas en Manabí siguen siendo débiles; y tanto el caciquismo como el clientelismo son aún la regla en el ejercicio de la política y de las políticas públicas. 
Transformar las profundas raíces de nuestra historia y la fuerza de nuestra identidad en un mejor futuro para todos requiere la colaboración de la sociedad civil, la academia, el sector privado y las instituciones públicas. 
Esta es la mejor forma de honrar a Manabí en su día y lograr así que nuestra provincia sea grande porque es grande cada uno de sus rincones.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: