Actualizado hace: 6 horas 51 minutos
Movimiento de frutas…
Movimiento de frutas…
Por: Melvyn Herrera
[email protected]

Lunes 26 Junio 2017 | 04:00

Santiago de Compostela.- Como el titular de esta nota, los del pueblo común así decimos cuando diversas situaciones  están resolviéndose por las gestiones de los involucrados y/o interesados; esto ahora se aplicaría a los hechos que en diversos niveles y entidades están sucediendo a consecuencia de algo existente en nuestro convivir diario y que es tan perjudicial en esta América morena por ser la causa de los atrasos que padece la mayoría de sus pobladores, no siendo esto otra cosa que la tan perjudicial corrupción, la que cuando existe en niveles gubernamentales es de lo más visible y palpable por sus evidentes resultados en la vida diaria, pero también puede ser ocultada por el abuso del poder que nosotros mismos -el pueblo- les damos a quienes elegimos para que nos dirijan y gobiernen. ¡Qué paradoja!  

Es lo que los ecuatorianos presumimos por las verdaderas telenovelas en que se han convertido los temas: Panama Papers, Odebrecht, Petroecuador y otros, a más de los que se presumen, mismos que inciden en la trifulca que hubo en y por la Contraloría del Estado, cuyo principal, una vez más, en el anterior perÍodo gubernamental fue reelegido sin haber ejercido a cabalidad su función, como la nación entera y la Constitución exigen; desde el concurso de méritos para su designación, aquí en Manabí ya surgieron sospechas del  amañamiento para que Pólit siga ocupando tan importante cargo de control público; recordemos la descalificadora acusación de paternidad irresponsable que en su participación recibió el destacado jurisconsulto montecristense Carlos T. Delgado A. a fin de impedir su segura designación, de haber existido transparencia en el proceso; luego de su amplia demostración liberadora de toda culpa y vistas las cosas como ahora están, se considera que bien hizo Delgado en renunciar a tan mañoso concurso realizado por el cuestionado Consejo de Participación Ciudadana y Control Social-CPCCS o “quinto poder”. 
Ahora la patria entera presencia el tira y jala que los involucrados y las autoridades tienen ante lo que a diario aparecen recursos, pretextos y toda triquiñuela posible que opaca el brillo de la verdad, aupando la supervivencia de esa plaga que es la corrupción, la que se aúpa con la impunidad que produce y estimula el no hallar y sancionar a los culpables, para mal de todos quienes confiamos en esta democracia; por lo que, quienes elegimos para que sean nuestra voz en la Asamblea, tienen el insoslayable deber constitucional de -con apego a lo que dicta la ley- fiscalizar y legislar lo relacionado a este “movimiento de frutas” tendente a ocultar hechos que perjudican a todos quienes poblamos este amado Ecuador. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: