Actualizado hace: 6 horas 44 minutos
Con una piedra contra la boca
Con una piedra contra la boca
Por: Childerico Cevallos
[email protected]

Domingo 25 Junio 2017 | 04:00

Como hay variedad de conceptos o significados para este dicho, el que quiero adoptar –existente o no– es que vale darse con una piedra contra la boca quien habiendo criticado algo de sus semejantes, empieza a hacer lo mismo que ellos.

Así, en el período presidencial anterior, su principal figura, el actual expresidente Rafael Correa, desbarataba la personalidad de quien se atrevía a oponerse a sus decisiones de revolución ciudadana.
Sin contemplación, despellejaba a quien se interponía en el desarrollo de aquellos planes y programas elaborados de acuerdo a lo que él creía requería el país para su crecimiento. Con la diatriba crucificó a todo oponente que observara o interfiriera sus procedimientos.
Sin embargo, ahora, alejado de Carondelet, con apenas pocos días fuera del poder, el economista está asumiendo el papel que tanto restregara a los opositores “atrasa pueblos”. Y lo hace con evidente carga negativa, incitando a la violencia, como pasó con un escrito suyo en Facebook que, según se afirmara, le valió un llamado atención y la remoción del mensaje en el que subliminalmente sugería a sus seguidores la violencia.
Algo más, olvidando su condición de exmandatario, Correa se ha dedicado a tachar las acciones iniciales de su director de partido y actual presidente, Lenín Moreno, discrepando abiertamente y haciendo uso de medios que antes criticaba, como son las redes sociales.
En la misma línea, es preocupante el incidente que tuviera Correa en un establecimiento público difundido por las mismas redes. Por su propio bien, es necesario que contenga sus reacciones naturales.
Porque aquellas actitudes lastiman al país por la condición de expresidente que tiene Correa, quien con este proceder le seguirá costando al país su protección personal y familiar, pues con un comportamiento de buscapleitos habrá que mantener indefinidamente al grupo de guardaespaldas que lo protege.
O quizá en eso pensó cuando envió a la Asamblea el decreto para la creación de un cuerpo especial de vigilantes para exmandatarios, documento que, recordemos, fue aprobado por la mayoritaria bancada de PAIS, siguiendo el procedimiento heredado.
Por otro lado, la comparecencia del vicepresidente Jorge Glas fue en verdad un remedo de sabatina, que convirtió al salón de la Asamblea Nacional en plaza de mitin político, donde las barras, admitidas exprofeso, hicieron sentirse como pavo real en su exposición al segundo mandatario.
Si los legisladores tienen conciencia de su deber, están obligados a seguir una conducta de auto respeto a la dignidad que ostentan, manteniendo a la Asamblea en el nivel de excelsitud al que está destinada.
Y su presidente José Serrano, hacer prevalecer ese principio, invistiéndose de la túnica de la sapiencia, tolerancia, objetividad, igualdad, razonamiento, claridad e independencia de pensamiento, para honrar no solamente la designación en él efectuada, sino el significado de su representación. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: