Actualizado hace: 2 horas 57 minutos
TEMA DEL DÍA
18 años después

Marlene tiene 23 años, pero ayer, cuando abrazó a Nancy Castillo, su madre, se sintió una niña.

Miércoles 18 Enero 2017 | 10:19

 Eran las cuatro de la tarde y Marlene estaba en su casa, en el asentamiento 7 de Septiembre, de la cooperativa Ucom 2. 

Un poco ansiosa y con su corazón latiendo a “mil por horas” Marlene esperaba a su madre, quien durante 18 años estuvo desaparecida. 
La hora cero llegó y la joven vio de lejos a una señora con un vestido largo. Enseguida supo que era la mujer que la trajo al mundo. 
Madre e hija se dieron un abrazo que por momentos parecía eterno.  El llanto de ambas conmovió a los presentes, entre ellos a los agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased), quienes trabajaron en la búsqueda de Nancy y la llevaron al encuentro con su hija. 
“Ay Dios mío, gracias, muchas gracias”, repetía Nancy mientras llenaba de besos a Marlene, su niña. 
 
La denuncia. Marlene contó que siempre buscó a su madre, pero al no tener respuestas decidió colocar la denuncia de su desaparición en la Dinased. 
Lo hizo el 12 de noviembre del año pasado. 
“Yo pensaba que mi mamá estaba muerta. Ahora ‘volví a nacer’”, decía entre lágrimas. 
Cuando Nancy se hizo “humo” Marlene tenía cinco años. 
“Nadie me hablaba de ella, mi padre, que murió en el 2005, tampoco me decía nada. Estoy contenta, pues al fin la tengo a mi lado, ha sido muy duro todo lo que he vivido. Ahora estaremos en contacto y me toca conocer a mis otros hermanos, seguro seremos una gran familia”, repetía la joven.   
Freddy Yar, esposo de Marlene, comentó que su pareja pasó muy triste por no saber nada de su madre. 
“La apoyé siempre, ahora estaremos más unidos”, dice.  
Marlene tiene cinco meses de embarazo, y aún no saben cuál es el sexo de su bebé, pero lo que sí tiene seguro es que su madre la va a cuidar cuando su pequeño llegue a este mundo.
Ricardo Benítez, jefe del área de Desaparecidos de la Dinased, explicó que luego de aplicar varias técnicas de investigación lograron dar con el paradero de Nancy en Quito.
Posteriomente se hizo el traslado para el reencuentro con su hija. 
En lo que va del año en la Dinased de Santo Domingo se han presentado siete denuncias de desapariciones, de las cuales cuatro ya fueron resueltas y tres están en investigación. 
 
“No los abandoné”. Por momentos Nancy “tragaba grueso” para no llorar.
“Yo no los abandoné, su padre me los arrebató y nunca más supe de ustedes, pensaba que estaban muertos”, le decía Nancy a su hija.
Según ella, todos estos años fueron de sufrimiento y dolor.
“Ayer (lunes) no dormí cuando me contactaron y me dieron la noticia de que vería a mi hija. Estoy alegre”, indica la señora.
Actualmente Nancy vive en Quito y se dedica al comercio de comida.
Ella tiene dos hijos, siete nietos y tres bisnietos, una familia a la que Marlene espera conocer y abrazar.   
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala