Actualizado hace: 1 hora 57 minutos
Santo Domingo
En crisis

Hasta hace tres años al prostíbulo Las Vegas llegaban diez trabajadoras sexuales a ofertar sus servicios.

Sábado 14 Enero 2017 | 04:00

Actualmente al centro de tolerancia, ubicado en la parroquia Puerto Limón, llegan seis sexoservidoras. Carmen Vélez, propietaria, señala que la crisis económica ha afectado los ingresos de los centros de tolerancia.

La mujer está preocupada porque la falta de clientes impide que cumpla con la exigencia del municipio de la reubicación en una zona alejada a dos kilómetros del centro poblado.
“Hace 35 años, cuando construí, el local estaba lejos del pueblo. Me costaría al menos 30 mil dólares cumplir con las exigencias del municipio”, dice.
 
“hay especulación”. Martha Oñate es propietaria del night club Noches de París, el sitio requiere de al menos 200 mil dólares para su reubicación para dar cumplimiento a la ordenanza.
“Hemos consultado por el valor de las tierras en algunos sitios pero le han subido el triple al precio, hay mucha especulación”, señala.
En su local se contratan al menos 15 personas para la administración, limpieza y seguridad y al menos 25 sexoservidoras atienden a los clientes. 
Hace 20 años el night club Tres Corazones estaba ubicado en un predio rústico, hoy la zona aledaña está urbanizada.
Orley Cevallos, propietario del local y presidente (encargado) de la Asociación de Centros de Diversiones para Caballeros 3 de Mayo manifiesta que comprar un terreno para reubicar su negocio no tiene garantías. “Nadie me asegura que de aquí a diez años se haga una nueva normativa y otra vez nos toque salir, ahora los prostíbulos no son una fábrica de plata”, declara.
La asociación que agrupa a 30 prostíbulos ha pedido al municipio que defina mediante una ordenanza la zona de tolerancia, expropie terrenos y los venda a los empresarios.  
Ana Vega, secretaria de la asociación, señala que el anuncio hecho hace casi dos años por el alcalde Víctor Manuel Quirola de la reubicación de estos centros ha causado que el precio de las tierras se duplique y triplique.
La mujer informó que tres propietarios de locales han adquirido predios en la vía Santo Domingo-Luz de América, sin embargo los moradores de la zona se oponen a tener un prostíbulo como vecino.
El municipio se mantiene firme en la decisión de no renovar los permisos de uso de suelo de los centros de tolerancia que incumplan con la ordenanza.
En la ley municipal que regula la publicidad y consumo de las bebidas alcohólicas y tabaco en el cantón se establece, en su artículo 23, que se prohíbe extender permisos de funcionamiento de prostíbulos, night clubs, a los negocios que estén ubicados a una distancia inferior a los 2.000 metros del perímetro urbano de la ciudad, a una distancia de 1.000 metros en el perímetro urbano de las parroquias rurales y a 100 metros de las vías. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala