Actualizado hace: 24 minutos
Bahía y su necesaria regeneración
Bahía y su necesaria regeneración
Por: Alfonso Delgado
[email protected]

Miércoles 11 Enero 2017 | 04:00

Ha comenzado el nuevo año y con la quema de los monigotes, los bahieños residentes dentro y fuera de la ciudad “Puerta de la nacionalidad ecuatoriana”, con la creencia de que los males quedaron relegados, estamos poseídos de los buenos designios de que el 2017 será un año diferente al anterior y con ello Bahía de Caraquez iniciará la verdadera acción reconstructora que tanto ha hecho falta en esta “La Ciudad sin Copia”, la que actualmente no tiene realmente copia, porque en la provincia no hay otra ciudad que fuera destruida como consecuencia del terremoto 16A y que a pesar de haber transcurrido casi 9 meses, la situación general sigue deprimente, tanto en lo económico como en lo urbanístico.

Es cuestión de recorrer las principales calles de la ciudad y constatar la desolación y el abandono. Son poquísimos los negocios comerciales que quedan, ya que la mayoría, ante la falta de locales, emigró a poblaciones cercanas como San Vicente y Leónidas Plaza.  Son pocos los que quedan para vender y para comprar.  Y la mayoría de estos últimos cuenta con pocos recursos ante la falta de circulante.  El feriado de fin de año fue de pocas visitas de ese turismo receptivo que caracterizó a Bahía de Caráquez a nivel nacional e internacional.
En lo urbanístico, la situación es así mismo deprimente. Son tantos los edificios públicos averiados y otros derrocados, que llama la atención la indiferencia de los responsables en la administración de los mismos.  La lista es larga, pero en este comentario detallaremos unos cuantos, posiblemente los más importantes y trascendentes, con la seguridad de que gran parte de ellos estaban asegurados y las instituciones correspondientes tienen recursos para esa rehabilitación que tanto requiere nuestra ciudad.  En otras ciudades ya se lo ha hecho con la tal reconstrucción.
Tanto es así, que está a la vista de todos la desaparición de lo que era la Capitanía del Puerto, la Corporación Nacional de Telecomunicación (CNT), el Dispensario Médico y las oficinas del IESS, así como el Teatro Municipal Sucre.  Así mismo, están visibles los daños en el edificio de lo que era el Banco Central (actualmente museo), la Casa Americana (que pocos meses antes había sido reparada por el Municipio a un costo de cerca de 900 mil dólares), el Banco Nacional de Fomento (que llegó a atender a los clientes en las calles de San Vicente), el Municipio (que atiende en contenedores diseminados en varias calles), el Cuerpo de Bomberos (que tanta ayuda brindó en las primeras emergencias). Y entre los privados se tiene al Banco Pichincha (cuyo edificio esquinero ya no existe).
Con todos estos pormenores, insistimos en la tan necesaria regeneración económica y urbanística que requiere y exige Bahía de Caráquez.  Comiénceselo ya y no se espere el cambio de Gobierno y que la nueva construcción sea dentro de la ciudad. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: