Actualizado hace: 4 minutos
Lo que se juega Manabí en estas elecciones

La provincia de Manabí es la tercera fuerza electoral, con un padrón de 1’193.000 electores, en la que Portoviejo con 238.330 votantes y Manta con 199.511 ciudadanos van con sus votos a inclinar e incidir en los resultados finales de los 8 candidatos presidenciales, de los cuales Lasso y Viteri se reparten Guayas, Paco Moncayo tiene la preferencia en Quito y Lenín Moreno lidera simpatías en Cuenca. Manabí propiamente no ha definido sus preferencias y por ello desde ya tiene mucho que ofrecer y negociar en las elecciones de febrero próximo.

Domingo 08 Enero 2017 | 04:00

En este arranque de campana las encuestas dan a Lenín Moreno un aproximado de 35 % de preferencias electorales, seguido por  Guillermo Lasso con un promedio de 22 % y le sigue Viteri con un 14 %. Las encuestadoras dicen que al menos un 45 % de los ciudadanos aún no toman una decisión de por quien votar el 19 de febrero. Manabí está aun sin mucha definición y si hay lucidez ciudadana va a inclinar la balanza de decisiones finales de febrero.

La tragedia y desafío del terremoto del 16 de abril nos ha dejado enseñanzas dolorosas, costosas, pero también satisfacciones y ejemplos que nos enorgullecen, como haber recibido la solidaridad nacional e internacional, que salió de la gente, de las organizaciones civiles y ello nos da un capital político que debemos usarlo y multiplicarlo como para persistir en proclamar y ejercer autonomía, comenzando en la reconstrucción y manejo de las instituciones de la provincia, que ha sido diezmada, por visiones e intereses no acorde a lo que Alfaro nos legó en la actuación pública. La publicidad desdibuja la realidad de lo que verdaderamente pasa y quiere la provincia, en la reconstrucción y más allá de ello. Ser provincia del milenio.
El terremoto posibilitó que el gobierno nombre a dos manabitas ministras; Lídice Larrea y Susana Dueñas. Valoremos y apoyemos este gesto, pero al mismo tiempo miremos en la experiencia y trayectorias de nuestros cuadros dirigentes y decidamos formar, exigir la insurgencia de una auténtica élite manabita en todos los sectores para que dejemos solo de ser espectadores, del poder y logros que tienen los guayaquileños, quiteños, cuencanos, que son los que verdaderamente deciden y gobiernan, en función de sus propios intereses, y por ello  Manabí, posterga, ahoga, frustra, la realización de sus sueños.
En estas elecciones definamos una agenda del proyecto manabita, para que los que son candidatos en lo nacional y provincial, nos digan y definan sus posiciones y en base a ello optemos pragmáticamente a quienes vamos a dar el voto. Los grandes proyectos del puerto y el aeropuerto internacional; la creación para toda Manabí de Zona Especial de Desarrollo (ZED); la conversión de la ULEAM, en universidad del océano de Sudamérica, en la cuenca del pacífico; el desarrollo del parque temático UNASUR, para dar representación en Manta, de lo más simbólico de las 12 naciones sudamericanas, con lo que seríamos potencia turística, son asuntos irrenunciables, y es nuestro precio para dar el voto y definir quién será presidente.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: