Actualizado hace: 2 horas 34 minutos
Figura
Obama chino ahora probará el canto

Su parecido con Barack Obama lo llevó a la fama. Pasó de ser guardia a un conocido actor asiático.

Martes 03 Enero 2017 | 04:00

 Cuando Barack Obama abandone la Casa Blanca este mes, Xiao Jiguo cerrará una de las etapas más importantes de su vida.

El asombroso parecido de este actor chino con el saliente presidente de EE.UU. le ha supuesto un salto a la fama en su país, que él espera que perdure pese a la marcha del mandatario de Estados Unidos.
Para caracterizar a Obama sólo necesita marcar sus cejas con lápiz negro y ponerse un traje.
“Que Obama esté en la presidencia tiene ventajas, pero que no lo esté también las tiene. Tendré más posibilidades de obtener otros papeles, ahora estoy más limitado”, dice Xiao.
Todo empezó en el 2008, cuando Xiao, ahora en la treintena, trabajaba como guardia en la sureña Cantón y Obama arrancaba su andadura presidencial. Fue un colega el primero en advertirle su parecido con el flamante presidente y decidió sacar provecho de ello.
Participó en un programa de parecidos, dejó el trabajo y se fue a Pekín, donde no le fue tan bien. Entonces volvió a Sichuan, como obrero, y a mediados del 2015 otro amigo le recomendó publicitarse en redes sociales.
Ese fue su despegue. Su imagen empapeló edificios y marquesinas, lanzándole a la fama.
Después vinieron entrevistas, comerciales, películas... Actualmente tiene más de veinte cintas a su haber y muchos proyectos. Volverá a Cantón a rodar un filme de terror, estudia cine en Pekín, protagoniza un documental sobre su vida y hasta ha grabado una canción: “No soy Obama, Oba-obama. Soy un Oppa-oppa-ma”.
Xiao copia los gestos y el lenguaje corporal de Obama. No habla inglés, pero cuando imita al mandatario estadounidense dice palabras ininteligibles.
“Oppa”, que significa “hermano” en coreano, se ha convertido en una forma popular en China de llamarse entre jóvenes, y es el modo de Xiao de dejar claro que es una persona común pese a que debe su estrellato a su parecido con Obama, a quien nunca ha conocido.
“Estoy muy agradecido por haber nacido con esta cara. Si no fuera por mi físico, no habría sido tan afortunado”, reconoce, abrumado por estar cerca de cumplir su sueño infantil de ser cantante, que ahora quiere combinar con el de “ser un buen actor”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala