Actualizado hace: 9 horas 14 minutos
Brasil
Un obispo evangélico gobierna desde hoy la segunda mayor ciudad brasileña

El obispo evangélico, cantante de góspel y senador Marcelo Crivella asumió hoy como alcalde de Río de Janeiro, la segunda mayor ciudad de Brasil, con un discurso en el que abundaron las citas a Dios y a los valores de la familia y en el que prometió una profunda austeridad y anunció varios recortes.

Domingo 01 Enero 2017 | 12:08

"La orden es la siguiente: prohibido gastar", afirmó en su discurso en la sede del Concejo Municipal el primer líder evangélico en asumir como alcalde de una capital regional en Brasil.
Los alcaldes de los 5.568 municipios brasileños elegidos en octubre iniciaron este domingo sus mandatos de cuatro años.
"El país está en crisis. Río de Janeiro está en crisis. Es tiempo de cautela", dijo el alcalde de la ciudad más emblemática de Brasil al referirse a la grave recesión que el país sufre hace dos años y que redujo expresivamente la recaudación de todas las ciudades.
La economía de Brasil sufrió una retracción del 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y, según las últimas proyecciones, se encogió otro 3,5 % en 2016, con lo que acumuló dos años consecutivos de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.
Crivella, un ingeniero de 59 años, aseguró que las cuentas de la alcaldía de Río no escaparon a esa crisis, pese a que la ciudad consiguió atenuarla como organizadora de los Juegos Olímpicos de 2016, y que tendrá que esforzarse por impedir la quiebra que amenaza a varios gobiernos regionales y municipales de Brasil.
El nuevo alcalde de Río es obispo de la denominada Iglesia Universal del Reino de Dios y senador por el conservador Partido Republicano Brasileño (PRB), una formación que representa a los evangélicos.
Entre los 78 decretos que publicó este domingo en el Diario Oficial del municipio, varios ya prevén recortes de gastos y medidas para ajustar las finanzas a épocas de crisis.
En el discurso Crivella atribuyó su llegada a la alcaldía de Río a un designio de Dios y agradeció a las iglesias evangélicas por haberse unido para impulsar su candidatura.
"Quiero agradecer a mis hermanos evangélicos. Más del 90 % de los evangélicos de Río votaron por mí. Eso nunca había ocurrido. Tengo que agradecer mucho a todas las iglesias, incluso a los evangélicos que normalmente se alejan de los pleitos electorales por entender la Biblia de otra manera", dijo Crivella.
En este sentido, admitió que su llegada a la alcaldía de Río forma parte de un proyecto político de la Iglesia Universal del Reino de Dios, fundada por su tío, el obispo Edir Macedo. EFE
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala