Actualizado hace: 5 horas 32 minutos
Sucesos
2016, año que lloró a varias estrellas

El 2016 fue un año en el que el mundo lloró la partida de varios deportistas.

Domingo 01 Enero 2017 | 04:00

Una de las peores tragedias de las últimas décadas fue el accidente aéreo del Chapecoense, pero el 2016 también será recordado por el adiós de dos leyendas como el púgil Muhammad Alí y el futbolista Johan Cruyff.

El dominio y la bravuconería de Alí y la visión revolucionaria de Cruyff marcaron a fuego la historia del boxeo y el fútbol en el siglo XX, siendo dos hombres que entraron en esa difusa categoría de “los mejores deportistas de la historia”.
Alí murió el 3 de junio, a los 74 años, en un hospital de Phoenix (EE.UU.) tras varios días ingresado por problemas respiratorios.
Además de los tres títulos de los pesados, Alí se consagró campeón olímpico en Roma 1960 cuando todavía se llamaba Cassius Clay, nombre que abandonó después de convertirse al islamismo. Alí está considerado por muchos analistas como el mejor púgil de todos los tiempos. 
Además de sus exquisitos golpes, Alí fue un activo defensor de los derechos de las minorías en Estados Unidos, lo que le valió más de una polémica.
 
> CRUYFF. 71 días antes de que el mundo se inclinara ante Alí, el fútbol despedía a un hombre que transformó para siempre el juego.
Cruyff, que falleció el 24 de marzo en Barcelona por un cáncer de pulmón, revolucionó el fútbol primero como jugador y después como entrenador.
Leyenda de Ajax de Ámsterdam, del ‘Barça’ y de la selección holandesa, Cruyff tenía dos vicios: el balón, que lo convirtió en mito, y el tabaco, que acabó con su vida.
Ganó tres Balones de Oro y tres Copas de Europa con el Ajax antes de fichar por el Barcelona, donde se convirtió en un referente como entrenador del ‘Dream Team’ (equipo soñado), el primero en practicar el fútbol de toque. 
 
> TRAGEDIA. El fútbol dijo adiós a otros grandes jugadores como el brasileño Carlos Alberto, capitán de la ‘Canarinha’ que fue campeona del mundo en 1970; el italiano Cesare Maldini, un mito del Milan, o el argentino Roberto Perfumo, uno de los mejores defensas de su país. 
Tampoco llegó al 2017 Joao Havelange, el hombre que presidió la FIFA entre 1974 y 1998 y que convirtió al organismo en una máquina de generar billetes; ni Silvio Gazzaniga, el diseñador del trofeo de la Copa del Mundo de fútbol.
Una copa precisamente era lo que iba a buscar el Chapecoense a Medellín, cuando el avión que lo transportaba se estrelló por falta de combustible.
Murieron 71 de los 77 pasajeros a bordo, entre ellos casi toda la plantilla del equipo brasileño, además de dirigentes y periodistas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala