Actualizado hace: 10 horas 41 minutos
Sin dinero para reparar iglesias afectadas por el 16A

La reconstrucción y reparación de varias iglesias afectadas por el terremoto en Manta aún es incierta.

Miércoles 20 Julio 2016 | 04:00

En un cálculo rápido, el arzobispo de Manabí, Lorenzo Voltolini, cree que se requiere más de un millón y medio de dólares para arreglarlas. Lo que no puede calcular Voltolini es de dónde obtener ese recurso. 

Dijo que la Iglesia no lo tiene y por eso prefiere no hablar de fechas para la reconstrucción. Mientras no exista el dinero los templos católicos seguirán en mal estado. 
“Ciudadanos, pueblo católico, hagamos algo para lograr la reparación de la basílica de nuestra madre La Dolorosa. Acércate a la iglesia y ve la forma en que puedes ayudar. Se necesita materiales y mano de obra para su reparación”, fue el mensaje escrito en Facebook por el ciudadano Efraín Zavala. Y para Voltolini, es de esta manera como se logrará mejorar las iglesias: con apoyo de feligreses. El arzobispo tiene fe en esta iniciativa ya que hasta la fecha, tres meses después del terremoto, no logran conseguir ayuda ni dentro ni fuera del país. “La esperanza de levantarnos está en la comunidad”, indicó Voltolini.
Según la Arquidiócesis, reparar la iglesia La Dolorosa, ubicada en el barrio del mismo nombre, cuesta más de 300 mil dólares. 
Geovanny Mera, párroco del lugar, explicó que las columnas de la basílica se desplazaron en la parte superior y que presenta daños en mampostería. Pero el gasto podría suspenderse en caso de que el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda determine su demolición.
Una será demolida. La Arquidiócesis confirmó ayer que la iglesia La Sagrada Familia, ubicada entre el barrio Miraflores y 4 de Noviembre, será demolida. Su reconstrucción no fue descartada.  
La iglesia María Auxiliadora, en Los Esteros, también se afectó con el terremoto. El padre Adriano Aguilar cree que solo es de repararla y para ello se necesitan más de 30 mil dólares.
En el barrio Bella Vista, las paredes del templo Santa Cruz se destruyeron por completo. Las estructuras principales quedaron de pie porque son de hierro. Érika Zambrano, habitante, ha escuchado que la reconstruirán, pero no sabe cuándo ni quién pondrá el dinero. 
Luis Coronel, párroco de la iglesia Niño Jesús, del barrio Altamira, valoró en 200 mil dólares la construcción de una nueva capilla, de dos plantas. La que había era de un piso y con el sismo de 7,8 grados colapsó. En el lugar se levantó un techo de cadi para que los religiosos sigan orando en su interior. Coronel adelantó que el dinero servirá, además, para reparar daños que el terremoto provocó en la estructura principal del templo. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala