Actualizado hace: 9 horas 23 minutos
Carmen
La virgen mueve montañas de fe

La fe y devoción por la Virgen del Carmen se manifestaron ayer, en las procesiones en su honor en varias ciudades.

Domingo 17 Julio 2016 | 04:00

En El Carmen y Rocafuerte millares de feligreses participaron en las misas y procesiones en honor de la patrona de estos cantones, donde con cánticos y plegarias agradecieron por favores recibidos y pidieron su protección en estos momentos, por el temor ante los sismos.

Desde las primeras horas de la mañana empezó el movimiento en el centro de El Carmen, especialmente en las calles adyacentes a la iglesia central, donde los feligreses llegaron para participar en la misa campal oficiada por el párroco Eneas Mauri, quien recordó que este año es el de la misericordia. 
Una multitud copó las inmediaciones del parque central y las calles Carlos Aray y Vicente Rocafuerte.
 
>Procesión. Luego vino la procesión por las calles centrales de la ciudad, con el acompañamiento de sus creyentes, que llegaron desde diferentes sectores de El Carmen para agradecer por milagros recibidos. 
El clima fue benévolo para que las personas participaran en la caminata que cubrió varias manzanas.
Isabel Minaya (39) indicó que cada año sale a la procesión y “por estos días que vivimos momentos difíciles debemos ser agradecidos por estar con vida”, dijo.
Lorenzo Vargas (55) llegó desde la zona rural y comentó que estuvo en la procesión para pedir por la provincia ante la compleja situación que pasa por los fenómenos naturales.
“Las inundaciones y el terremoto nos golpearon fuerte este año, pero estamos saliendo adelante con la bendición y el cuidado de nuestra patrona. Nuestro cantón sufrió también por el terremoto, pero a diferencia de otras ciudades estamos mejor, aunque duele la muerte de nuestros hermanos”, manifestó Vargas.
La procesión terminó pasado el mediodía en la iglesia central, donde hubo cánticos en su honor de la Virgen y muchas personas permanecieron en actitud de oración durante varias horas.
 
>Devoción. En otras ciudades hubo misas en honor a la Virgen del Carmen, así como en el convento de las Carmelitas, en Montecristi.
En Rocafuerte, donde se suspendieron los bailes por la situación que vive Manabí, la fe en la Virgen se manifestó durante la semana que culminó, en las misas que diariamente hubo a campo abierto, por los daños que sufrió la iglesia en el terremoto del 16 de abril.
Los ciudadanos se mostraron apenados por no contar con un templo donde rendir honores a la patrona del cantón.
En Jipijapa, en la capilla donde se venera a la Virgen del Carmen, en el barrio Norte, también hubo una misa donde se pidió 
por las víctimas del terremoto y porque cesen los sismos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala