Actualizado hace: 17 minutos
Guido Zambrano
Presente y perspectivas electorales

Hay mucho bulto, frondosidad en la información política que está apareciendo en estos días, pero creo que ella no refleja o evidencia el verdadero juego de realidades, pasiones e intereses que están interactuando, negociándose debajo de la mesa. Nada de lo que se dice es cierto, y es también cierto, porque lo que finalmente aparecerá es que en octubre, mes último de inscripción de candidatos, habrán actores nuevos.

Viernes 15 Julio 2016 | 04:00

Y los que dicen ahora que son los fuertes llegarán desinflados, por manejo de información reservada que comenzará a aparecer y echar manchas, torpedear a muchos mitos que ahora hay, llegando nuevo descrédito, tanto a la oposición, como a figuras del gobierno.
Hasta ahora hay la consideración de que el presidente Correa es el jugador que reparte el naipe en el juego electoral próximo. Hechos como la aparición de un actor supuestamente desaparecido en el asalto a una farmacia hace más de 13 años, donde murieron algunas personas, aparece en escena no porque si, sino que ello va a traer consecuencias políticas para figuras de la oposición, como la de Jaime Nebot. Los informes de Contraloría sobre perjuicios de más de 500 millones al IESS, de clínicas y centros médicos es otro indicador de lo que se está gestando ahora; y proseguirá hasta febrero, cuando la ciudadanía emita su voto.
En semanas pasadas me decía un importante líder empresarial, que más allá de lo que se dice en público, dentro de sectores económicos hay el pensar íntimo de que se prefiere a que haya continuidad del régimen antes de que se esté sometido a nueva experimentación. Ello significa que los grupos financieros no se jugarían por los nuevos o viejos representantes del “establishment”.
En este contexto de cosas cabe preguntarse qué es lo que le conviene a la provincia, qué partido tomar, y si es dable que la provincia se una para tener un candidato a presidente manabita, o que se negocie una candidatura vicepresidencial con la opción ganadora.
En un taller que realizábamos en la Uleam se decía que acá fue centro vanguardista de modernidad, con Bahía, Chone, Manta; que teníamos ferrocarril, que Alfaro concibió y ejecutó proyectos innovadores, pero que por factores diversos nuestras élites manabitas se subordinaron al poder agro-financiero-exportador guayaco, del que no nos hemos sacudido.
En la actual circunstancia de tragedia que padece la provincia por el terremoto del 16 de abril, es un sentido de honor que los manabitas tomemos nuestro destino y nos levantemos como un puño para hacer valer nuestros intereses, que son para todo el país de manera incluyente. No son los actuales dirigentes los que deben salir al frente, desde la base debe hacer una rebelión para aprovechar el vacío de liderazgo, credibilidad en la política, y que la solidaridad que recibimos de todas partes por el terremoto se lo haga en poder político.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: