Actualizado hace: 5 horas 19 minutos
Santo Domingo
Masajes express

En el año 2001 Margarita Daza decidió declararle la guerra al estrés. Sus manos son su principal “arma” y la peatonal 3 de Julio su “trinchera”.

Viernes 15 Julio 2016 | 04:00

 Con una silla masajeadora antiestrés y una cama terapéutica la santodomingueña improvisó su propia clínica ambulante en los bajos del Municipio de Santo Domingo. 

Luego de más de diez años de servicio, el cabildo decidió reubicar a Margarita y a sus otras tres colegas en un espacio de aproximadamente cuatro metros cuadrados en la peatonal 3 de Julio.
Por este espacio paga seis dólares mensuales. Allí se gana la vida, por un masaje express ella cobra mínimo cinco dólares. 
En un tiempo máximo de 15 minutos la mujer borra el estrés, catalogado por los científicos como una enfermedad del siglo 21, junto con la depresión  y la ansiedad.
“Este trabajo es garantizado y realizado por una profesional, debido a que me gradué como fisioterapeuta”, enfatiza la profesional.
 
Contaminación. Uno de los mayores enemigos de los comerciantes de la avenida 3 de Julio es la contaminación auditiva.
Graciela Beltrán, vendedora de libros, comenta que el ruido espanta a sus clientes.
Durante sus 16 años laborando allí ha tenido que lidiar con el alto volumen de los equipos de sonido de los negocios vecinos.
“Debería existir un control al respecto”, precisa.
Luis Tangarife, comerciante de música y películas en discos compactos, asegura que su caja amplificada solamente se enciende al momento de probar el material que compra el cliente.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala