Actualizado hace: 6 minutos
Informe cómo conduzco
Informe cómo conduzco
Por: Jorge Guillén Morales
[email protected]

Jueves 14 Julio 2016 | 04:00

Mal, muy mal. Eso es lo que opina la mayoría de los usuarios que por esas circunstancias del destino, y lamentablemente, tienen que utilizar un transporte urbano, específicamente Ciudad del Valle y Portoviejo, pues he tenido la oportunidad de observar algunas arbitrariedades por parte de algunos choferes, que muchas veces no son denunciadas pero que deben ser conocidas por los gerentes de las mismas para que tomen los correctivos necesarios.

Dejo constancia que no hago alusión a todos los choferes de las mencionadas cooperativas, pues también doy fe de que la mayoría de ellos son muy caballeros al tratar a sus clientes; pero voy a referirme sólo a las excepciones, que son los que impíamente maltratan de palabra, con groserías, falta de educación e irrespeto, especialmente a quienes reclaman por el mal servicio que ofrecen.

Es muy común observar que conducen muy mal, a velocidades que sobrepasan lo estipulado,  a veces insultan, frenando a cada momento, haciendo caer a los ancianos o niños; no les interesa nada más que llegar a su destino sin que se les “caiga” el tiempo. Cuando ven a los estudiantes los maltratan y a veces no paran, ya que  no les interesan,  pues pagan sólo la mitad de la tarifa y a veces llegan atrasados por este motivo. Son inconsecuentes, pues están brindando un servicio público y no tienen derecho de ofender a nadie.
No toda persona está preparada para brindar un servicio y quienes son propietarios de estas unidades de transporte deberían contratar a personas que estén debidamente capacitadas para realizar este trabajo, pues hacen quedar muy mal  tanto a las empresas que representan como a nuestra ciudad. No hay que olvidar que muchas veces los clientes son turistas y se llevan una pésima impresión de nuestro nivel cultural, así como también afecta nuestro reconocido sentido de hospitalidad y respeto a los demás. Hay que hacerles un seguimiento muy prolijo hasta demostrar que son aptos para brindar este servicio; no solamente ubicar un rótulo con un número de celular pidiendo que los clientes reclamen en caso de sentirse afectados por esta clase de personas. Si esta iniciativa fuera positiva estoy seguro que no estuviera escribiendo este artículo.
No se trata de polemizar sino más bien de censurar las malas actitudes de ciertos choferes, con el sentido de mejorar y demostrar que como portovejenses estamos dispuestos siempre a escuchar consejos por el bien de todos. Así evitaremos accidentes, dejaremos muy en alto nuestra estirpe de manabitas que con mucho altruismo trabajamos con dedicación y esfuerzo, pero también con educación y  respeto.
A veces es muy saludable aplicar en nuestra vida ciertas citas famosas, como por ejemplo: “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti” y así entenderemos que todos tenemos la oportunidad de ser reconocidos, pues una persona educada siempre será valorada y respetada, porque la vida es como un espejo que te permite observar lo que eres: una persona o un animal.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: