Actualizado hace: 4 horas 51 minutos
Salvar crisis = procesos agroalimentarios
Salvar crisis = procesos agroalimentarios
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 09 Julio 2016 | 04:00

Debemos reconocer que luego del sismo del 16/04/2016 la situación de las provincias afectadas, Manabí y Esmeraldas, ha sufrido un bajón que está afligiendo duramente al estatus socio económico que durará por algún tiempo, lo que se constituye en una crisis que debemos salvar en el menor tiempo posible; así lo exigen las poblaciones que son todas en Manabí, tanto urbanas como rurales.

Podríamos decir que hay que construir un nuevo Manabí, para    lo cual tenemos que aprovechar nuestra voluntad y tesón, a la vez que utilizar saberes que antes nos sirvieron para iguales causas. 

Durante el siglo XX nuestra provincia logró estabilizarse socio-económicamente a fuerza de aplicar medidas ancestrales y el esfuerzo de nuestras generaciones que fueron utilizando recetas y métodos que comenzaron robusteciendo la producción bien llevada de nuestros productos alimenticios, verdes y secos,  que estaban lo más cercano a nuestras  familias: cultivo de la chacra familiar  con semillas naturales y productos alimenticios  naturales de la provincia. Era obligación el cultivo de un tejido alimentario socio familiar en la preparación de semilla, suelo, siembra, desbroce, cosecha y todo el ciclo productivo de alimentos, lo que alejaba el precarismo alimentario.  
Con la producción lista los entes municipales tienen que imponer el sistema de ferias libres en lugares permanentes, amplios, adecuados, en que el propio productor un día a la semana pueda vender su excedente agroalimentario sin obstáculos de ninguna clase. Si estas ferias se hacen en días diferentes en cada cantón, los clientes visitarán diversos poblados y lograrán comprar lo necesario para su sustento a precios muy convenientes, a la vez que se rescata una verdadera unión provincial donde se puede lograr la exposición, no solamente de productos sino también los saberes alimenticios de cada sector, que se irán intercambiando entre los clientes de otros pueblos en un proceso del toma y daca, entre los habitantes de diferentes zonas y cantones.  Esto abaratará en gran porcentaje la canasta familiar diaria de los manabitas. 
A su vez  con el apoyo tecnológico actual se debe tratar de especializar a cada cantón en lo que más sabe hacer como símbolo de reactivación productiva y mejora en productividad y producción, y Manabí todo se convertirá en un verdadero crisol  de productos diarios, que a más de ser saludables resultan agradables al paladar y salud de todos quienes los consuman. 
Llegarán también clientes de las otras regiones del país, atraídos por esta organización factible y con el intercambio respectivo lograremos que se salven los escollos económicos que en estos momentos atravesamos. Todo esto es posible, lo hará la población manabita, laboriosa, pero tiene que contar con el apoyo de las entidades que lo representan: Municipalidades y Consejos Provinciales.  Manos a la obra.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: