Actualizado hace: 55 minutos
Bolivar.
Hombre encadenado recibe atención

Santos M., el hombre que desde hace un año ha vivido encadenado, está recibiendo ayuda de las autoridades del Gobierno.

Viernes 22 Enero 2016 | 08:30

María, hermana del hombre, contó que desde el miércoles pasado personal del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), han visitado su casa para conocer más detalles del estado de su pariente y así entregarles kits de limpieza y alimentos.

Mientras que Ángel M., sobrino,  agradeció a El Diario por hacer pública la situación de su tío, ya que gracias a esto han recibido apoyo y tienen esperanza de que reciba atención especializada, pues su familiar tiene supuestamente problemas mentales y por su seguridad lo tienen amarrado -en ocasiones se pone violento y quiere escapar-.
Recordó que hace un año habían solicitado ayuda, pero que recién tras la nota publicada la recibieron.
Antecedentes. El sobrino también recordó que su tío era una persona saludable, trabajaba como comerciante de pescado en el mercado de Calceta y también hacía fletes como cargador. 
Dijo que, sin embargo, ellos presumen que por consumir mucho alcohol Santos M. sufrió algún tipo de afectación que lo llevó a perder la razón.
“Duele verlo en esas condiciones, pues era un hombre tranquilo, que se llevaba bien con las demás personas, muy inteligente y buen lector”, señaló.
No obstante, hace un año empezó a tener un comportamiento extraño, se metía en las casas de los vecinos, arrancaba cables  y agredía a sus conocidos. 
Comentó que se tornó violento y por esta razón y ante la falta de recursos económicos para internarlo en una clínica no les quedó otra alternativa que mantenerlo encadenado para evitar que se lastime o le haga daño a alguien más.
Roxana Arteaga, coordinadora zonal del MIES, dijo conocer el caso luego de que un equipo de periodistas de Medios Ediasa la buscó el lunes para entrevistarla sobre el tema. 
Y aseguró que ese mismo día (lunes) se envió al lugar un equipo de trabajo social y de la misión Joaquín Gallegos Lara, para determinar mediante un informe las condiciones sociales y económicas en las que viven Santos M. y la familia. 
El informe, argumentó Arteaga, reveló que Santos M. presenta un cuadro crítico de deshidratación y desnutrición. 
Pero eso no es todo, el documento también indica que los otros tres miembros de la familia presentan un grado de vulnerabilidad. 
La mamá de Santos tiene 99 años y pocas condiciones para moverse, un hermano sufre de una discapacidad y la hermana que los cuida tiene problemas físicos de salud.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala