Actualizado hace: 11 minutos
Santa Ana
Ángel retorna para agasajar a los niños

Ángel Gabriel García tiene 53 años de edad, y 31 viviendo en Estados Unidos, país al cual llegó por la frontera de México.

Viernes 08 Enero 2016 | 04:00

García señaló que todos los años para diciembre regresa a su tierra para brindar un agasajo a los niños de su comunidad. Y con la frase “nunca es tarde”, García festejará a los niños mañana en el centro de eventos “Badén La Poza”, de la parroquia Ayacucho.

Este ciudadano comentó que los niños son su adoración y durante el encuentro con ellos, además de brindarles comida y obsequios, les cuenta lo bueno de la vida y los orienta sobre caminos que se deben seguir para triunfar en lo que cada uno de ellos quiera emprender. 
Y es que la existencia de Ángel García no fue nada fácil. Él relató que cuando tenía 21 años de edad tomó la decisión de viajar a Estados Unidos de manera legal y para ello se valió de una agencia de viajes.
Recordó que la economía de su hogar era muy baja y la oportunidad de trabajo en su entorno era nula.
La partida fue doble de difícil, ya que un mes antes su padre falleció y como ya todo estaba coordinado, no pudo postergar el viaje.
Dice que la supuesta empresa le cobró 3.500 dólares, que en ese momento era una fortuna en Ecuador.
Odisea. Cuando llegó a México se enteró que todo estaba “chueco” y que la visa era falsa.
Lo que no sabía era que para llegar a Estados Unidos tenía que pasar la frontera a pie y a merced  de la vigilancia de agentes de ambos países.
Durante tres ocasiones fue detenido por la “migra” y regresado a territorio mexicano. Su sueño americano no decayó a pesar de las adversidades y lo intentó por cuarta vez. 
Finalmente alcanzó su objetivo al llegar a San Diego, California. Luego de 4 días arribó a Nueva Jersey, donde se instaló en casa de unos familiares hasta que logró independizarse.
Jardinero. Pasaron los años y un día decidió aprender un oficio que le diera réditos económicos.
Mirando a otros aprendió la actividad de diseñador de jardines y ahora se lo considera como uno de los mejores en Nueva Jersey. Asegura que ha recibido reconocimientos y premios por su actividad y sostiene, con firmeza, que “Dios está conmigo”. 
Finalmente, a los dos años de vivir en Estados Unidos consiguió una amnistía por su buen comportamiento y hace 15 que tiene la nacionalidad norteamericana.
Su pareja sentimental es de Honduras y tienen una hija de doce años.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala