Actualizado hace: 5 minutos
Rocafuerte
Los artesanos del enquinche

“Este era el cemento de aquella época”, explica José Luis Benavides. Él es uno de los últimos enquinchadores de Rocafuerte.

Lunes 04 Enero 2016 | 04:00

El enquinche es una materia artesanal que se elabora con lodo, estiércol de vaca, goma de zapote y paja. Estos elementos se mezclaban para formar una masa viscosa y homogénea con la que se “enlucían” las casa de caña.

Grandes edificaciones con más de un siglo aún están cubiertas de enquinche.
Benavides explica que la “época de oro” de este material fue hasta mediados de 1960 y con la llegada del cemento poco a poco fue desapareciendo.
“Mi bisabuelo le enseñó a mi papá, y nosotros aprendimos de él”, explica con orgullo José Luis, quien lleva más de medio siglo en este oficio.
 
> Elaboración. Benavides asegura que a su bisabuelo le faltó poco para enquinchar todas las casas de la “Ciudad Blanca de los campanarios”. 
“Él recorrió varios cantones y en la mayoría de comunidades enlució grandes hogares”, agrega.
Cuenta que antes la iglesia de Rocafuerte estaba completamente enquinchada. 
Vicente Benavides es Hermano de José Luis, y también se dedica a enquinchar casas. 
Él menciona que el proceso para elaborar esta materia no es complejo, pero hay que saber hacerlo.
“Se deben de tener medidas correctas de lodo y estiércol, de lo contrario no quedaría bien el acabado”, menciona don Vicente.
Ellos aseguran que el trabajo no era fácil, sin embargo lo realizaban por que era una de sus fuentes de trabajo, ya que en aquellos años el cemento sólo lo podían adquirir ciertas personas y sobre todo por que la mayoría de casas en el cantón eran de caña guadua.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala