Actualizado hace: 8 horas 16 minutos
¿Premio consuelo? (V)
¿Premio consuelo? (V)
Por: Pedro Vincent Bowen
[email protected]

Domingo 03 Enero 2016 | 04:00

Lo prometido es deuda. Hoy vais a empezar a conocer en qué consiste el “¿Premio Consuelo?” que ha servido de titular en esta serie de artículos sobre el tema de la concesión del Puerto Manta que ha venido dando tumbos desde el fallido contrato con la Hutchison.

Lamentable mal paso del cual no logramos reponernos aún, a pesar de las múltiples intentonas de encontrar un nuevo operador-inversionista registrado en el ranking top ten del mundo portuario.
Algunos lectores han estado creyendo que el “premio consuelo” tiene que ver con Agunsa, la única empresa que, de manera espontánea, sin necesidad de invitación, se anticipó a presentar una propuesta “en firme” para operar el puerto manabita, sobre la cual os tengo debidamente informados en los capítulos anteriores.
Pues, fíjense que no. Nada tiene que ver Agunsa con el “Premio Consuelo”. Se trata del Laudo Arbitral Comercial Internacional llevado a cabo en Panamá, cuyo fallo es inapelable y de obligado cumplimiento y aceptación por parte del Gobierno ecuatoriano, como demandante, y de la empresa TIDE, como demandada. O sea que, supuestamente, hemos “ganado” la batalla legal y, supuestamente también, TIDE debió pagar a Autoridad Portuaria de Manta la suma de $ 35 melones hasta el 30 de diciembre último (¿?).
Pero (el infaltable), nuestras fuentes nos informan que hasta el día de hoy (3 de enero de 2016, año del Apocalipsis profetizado por S.M. Rafico I), TIDE ni siquiera de ha dado por enterada de la sentencia del tribunal panameño. Al parecer, esta empresa se habría declarado loca, alegando que “no existe” (legalmente). Sostiene que se encuentra en liquidación y para dar fe de ello se menciona a un conocido profesional de Portoviejo (César M.) como el “liquidador”. Y que además, no registra ninguna actividad contable en la Superintendencia de Compañías de Ecuador… desde hace cinco años.
Algunos juristas sostienen también que el pago de la indemnización debe asumirlo Hatchison Port Holding (HPH), dado a que TIDE era o es uno de los nisecuántos tentáculos de HPH. O sea, si desaparece el tentáculo, el gran pulpo HPH aún está con vida. Su único dueño es Li Ka Shing, el chino más rico de Asia. Su dirección perfectamente conocida: Terminal 4, Container Port Road South, Kwai Cheng, Hong Kong (para efecto de futuras notificaciones). 
La saga continúa...
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: